Pug- Carlino

Pug- Carlino

Descripción:
El Pug-carlino, Pug o Carlino es un perro pequeño y fuerte. De apariencia cuadrada y musculosa. La cabeza es grande, redonda y arrugada y sus ojos grandes y saltones. Las extremidades fuertes. La cola, enroscada. En cuanto al pelaje, puede ser plateado, que suele ser muy escaso, albaricoque, leonado y negro. Tiene ojos de forma globular.

Origen:
Todo apunta a que el Pug procede de China y es fruto del cruce entre Pekineses y pequeños Mastines. En el siglo V, el Pug ya era conocido y se asociaba a los antiguos emperadores. Llegó a Europa probablemente con la Compañía Holandesa de las Indias en el siglo XVI y, desde entonces, no deja de ganar adeptos. La raza fue registrada en 1883.

Altura/Peso:
Talla: unos 35 cm.
Peso: entre 6,3-8,1 kg, aunque algunos machos tienen un peso algo mayor.

Temperamento:
Se trata de un perro con una gran personalidad, capaz de adaptarse a una casa grande o pequeña. Tiene un gran encanto, dignidad e inteligencia, pero puede llegar a ser terco.
Fiel por naturaleza, es una raza valiente y, a pesar de su diminuto tamaño, tiene un cierto instinto osado que puede llegar a enfrentarle con otros perros de mayor tamaño y que le convierte en un perro guardián excelente, a lo que acompaña también su ladrido grave.

Compañero ideal:
Por su dimensión y por su limpieza, puede ser muy adecuado para dueños mayores o discapacitados. Aunque precisan algo de ejercicio, se muestran felices enroscados a los pies de su propietario, mientras éste ve la televisión.
Las personas que padezcan alergias debería comprobar, antes de adquirir un Pug, que su pelo no les cause molestias.

Comentarios