Célula cancerígena

Célula cancerígena

Un cambio o mutación en el ADN convierte a una célula normal en una célula cancerosa, incapaz de realizar las funciones que le corresponde y con un aspecto diferente, bien porque su forma ha cambiado o bien porque contiene núcleos más grandes o más pequeños.
Con frecuencia, son inmaduras ya que se multiplican de una forma muy rápida y no tienen tiempo suficiente para crecer antes de dividirse. El incremento del número de células cancerosas termina por bloquear al órgano afectado.
Además, las células cancerosas son células invasivas porque tienden a emigrar a otros lugares del cuerpo, a través de la sangre o de la linfa. Si el organismo es incapaz de destruirlas, crecen en otros órganos, dando lugar a la metástasis.

Artículo recomendado

6 señales que indican que estás perdiendo audición

6 señales que indican que estás perdiendo audición

¿Te cuesta entender lo que dicen tus familiares? ¿Te han comentado que no oyes bien? La mala noticia es que podrías estar experimentando los primeros...

Comentarios