Plusesmas.com

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

 La colocación de un implante dental es actualmente la solución más predecible para paliar la pérdida de piezas dentarias a cualquier edad. Así, los resultados de este procedimiento tienen una tasa de éxito del 95%.

¿Cómo es la técnica?

La colocación de un implante dental es actualmente la solución más predecible para paliar la pérdida de piezas dentarias a cualquier edad. Así, los resultados de este procedimiento tienen una tasa de éxito del 95%. La técnica consiste en implantar un tornillo de titanio, que ejerce de raíz dental, dentro del hueso maxilar o mandibular. Sobre ese soporte se atornillan una o varias coronas protésicas que imitan a la parte visible del diente. Como está demostrado, el titanio de los implantes raramente produce reacciones alérgicas. Por ello, cuando un implante no se ancla en el hueso es debido a que una infección o un traumatismo interfieren en su integración. En el procedimiento de sustitución de piezas dentarias se distinguen dos fases. La primera consiste en la realización de pruebas para planificar el número de implantes y la zona de colocación más adecuada, así como la evaluación de la cantidad y calidad del hueso existente. Igualmente, se utilizan programas informáticos que simulan la colocación del implante con la inclinación y dirección más correctas. A continuación se procede a la colocación del implante, que requiere una intervención quirúrgica sencilla. Se trata de una operación ambulatoria, efectuada con anestesia local, que viene a durar unos 10 minutos por pieza. No es dolorosa y resulta mínimamente invasiva, reduciendo el postoperatorio a una ligera inflamación. Cuando las condiciones son óptimas, se pueden aplicar técnicas de cirugía mínimamente invasiva guiadas por ordenador que disminuyen notablemente el tiempo de intervención y ofrecen una exactitud milimétrica a la hora de posicionar el implante. Así mismo, si la altura o espesor óseo necesario resulta insuficiente para situar un implante, existen distintos procedimientos para realizar aumentos, bien con biomateriales o bien con hueso del propio paciente. La segunda fase del procedimiento comienza con la osteointegración, periodo en el que el implante se agarra o integra en el hueso. El último paso es la colocación de las coronas sobre el tornillo implantado, cuyo objetivo es lograr unas dientes lo más parecidos a los naturales, tanto estética como funcionalmente.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso