Plusesmas.com

La angiografía

La angiografía

Es un procedimiento especial que utiliza rayos X y que obtiene imágenes ("angiogramas") de los vasos sanguíneos. Se realiza insertando un catéter en una arteria o vena de la ingle, aunque en determinados casos puede seleccionarse otra vía de acceso al torrente sanguíneo. El catéter que se introduce es un tubo hueco pequeño y flexible del calibre de un fino espagueti.

Es un procedimiento especial que utiliza rayos X y que obtiene imágenes ("angiogramas") de los vasos sanguíneos. Se realiza insertando un catéter en una arteria o vena de la ingle, aunque en determinados casos puede seleccionarse otra vía de acceso al torrente sanguíneo. El catéter que se introduce es un tubo hueco pequeño y flexible del calibre de un fino espagueti. El radiólogo cuidadosamente lo dirige a través de sus vasos sanguíneos hasta el área de interés. Observa el transcurrir del catéter por los vasos en una pantalla especial de televisión de rayos X y cuando llega a la zona de interés inyecta productos de contraste, que contienen yodo, a través del catéter de manera que consigue claramente delimitar los vasos. Esto le permite al radiólogo ver las alteraciones que existen.

¿Qué se debe hacer antes de la prueba? ¿Es necesaria preparación previa?

Unos días antes debe acudir al Servicio de Radiología para recibir instrucciones, realizar las preguntas que se desee y firmar los consentimientos.

¿Qué sucederá durante el procedimiento?

Le tomarán las constantes vitales (ritmo cardíaco y la tensión arterial). Se controlarán periódicamente durante toda la prueba.
Se le tomará el pulso en el pie, se rasurará la zona inguinal, se limpiará con yodo y se cubrirá la zona con paños estériles.
Se le administrará medicación relajante y analgosedación (tipo de anestesia que lo mantendrá atontado pero consciente y capaz de hablar durante todo el procedimiento).

¿Qué puede sentir durante la exploración?

El radiólogo anestesiará localmente la zona de punción con anestesia local y procederá a la localización y punción del punto de entrada vascular. Notará presión sobre la zona. De la misma manera que no somos conscientes de nuestra circulación, no la sentimos, tampoco se tiene conciencia de la presencia de un catéter dentro de la arteria o de la vena. Sólo cuando se inyecta el contraste se sentirá calor o quemazón que desaparecerá en segundos. Simultáneamente el radiólogo le dará instrucciones sobre la respiración mientras realiza las radiografías. Una vez obtenida la información necesaria, el doctor retirará el catéter y aplicará presión sobre el punto de punción durante 10-20 minutos, que se reforzará con un vendaje.

¿Qué pasa después?

Debe esperar 6-8 horas en la sala de recuperación manteniendo la extremidad recta. Si necesita cambiar de postura deberá pedir ayuda.
Reponer líquidos puesto que el contraste hace orinar mucho.
La enfermera revisará las constantes vitales, el punto de punción y los pulsos pedios (de los pies) periódicamente.

¿Pueden existir complicaciones?

Ocasionalmente estos procedimientos pueden producir efectos secundarios indeseables de carácter leve (dolor, malestar) y, excepcionalmente pueden ser graves (sangrado masivo, shock, etc.). Consulte y haga saber si tiene náuseas, malestar, dolor de cabeza, sensación de frialdad, acorchamiento de pies o hinchazón o calor en la zona de punción. Los contrastes yodados, en alguna ocasión, pueden provocar reacciones de tipo alérgico, que en su mayoría son banales (náuseas, erupciones cutáneas, etc.) y excepcionalmente pueden ser graves (caidas de tensión, edema de glotis, etc.). Si usted padece alergias o ha tenido reacciones adversas a los contrastes con anterioridad, deberá comunicárnoslo previamente. Para reducir en lo posible la incidencia de estas complicaciones, es necesario que siga atentamente las indicaciones del personal sanitario que realiza la prueba.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso