Plusesmas.com

Los ritos católicos ante la muerte

Los ritos católicos ante la muerte

La muerte es siempre dolorosa, pero para el cristiano no es el fin sino el paso a la vida eterna. El lugar del entierro debe ser un cementerio, preferentemente católico, ya que estos han sido consagrados como lugar santo de reposo y manifiestan el respeto que los católicos le tienen a la vida y a la muerte de Cristo.

La vigilia, la liturgia funeral, el rito de despedida y el entierro son los ritos católicos que reciben los fieles una vez fallecidos. Con ellos se expresa la fe y se encomienda el difunto a la misericordia de Dios.

El día de la muerte inaugura para el cristiano, al término de su vida sacramental, la plenitud de su nuevo nacimiento comenzado en el Bautismo, la "semejanza" definitiva a "imagen del Hijo", conferida por la Unción del Espíritu Santo y la participación en el Banquete del Reino, anticipado en la Eucaristía.

El Ritual de los Funerales de la liturgia romana propone tres tipos de celebración de las exequias, correspondientes a tres lugares (la casa, la iglesia, el cementerio). El desarrollo es común a todas las tradiciones litúrgicas y comprende 4 momentos principales: