Gran Danés

Gran Danés

Descripción:
El Gran Danés, conocido también como Dogo Alemán o Alano Alemán, es una raza de enormes proporciones y muy robusta, sin perder la proporción y la elegancia. Tiene una apariencia majestuosa y un pelaje corto y brillante.
El pelaje del Gran Danés es corto, tupido y brillante pudiendo presentar varios colores: dorado, atigrado, azul o gris, negro y blanco a manchas negras (en este caso se les llama arlequines).


Origen:
Tiene su origen en Alemania. Se consideran como antepasados del actual Gran Danés, al antiguo “Bullenbeisser” (Bulldog) así como a los perros de cacería de jabalíes que se situaban entre los poderosos mastines ingleses y un perro de vigilancia ágil y rápido.


Altura/Peso:
Macho: entre 71 y 76 cm. de altura y entre 62 y 81 kg. de peso
Hembra: entre 71 y 76 cm. de altura y entre 49 y 66 kg. de peso


Temperamento:
Pese a su tamaño y aspecto robusto, es un perro por lo general muy noble y equilibrado. Extrovertido y juguetón, suele ser dócil y alegre. Estos perros están dotados, por tanto, de un buen carácter y son muy familiares. Muestran especial predilección por los niños. Son protectores con sus seres queridos y con los extraños son precavidos, aunque fácilmente cogen confianza. Otra característica bastante habitual en los perros de raza Gran Danés es que suelen ser bastante holgazanes y que cuesta mantenerlos en forma.


Compañero ideal:
Por su gran tamaño, no es un perro recomendable para pisos o viviendas pequeñas. Los expertos afirman que necesitan de mucha atención y compañía por parte de sus dueños, por lo que no es una mascota apropiada para aquellas personas que vayan a pasar mucho tiempo fuera de casa.

Comentarios