Keeshond

Keeshond

Estos perros están íntimamente unidos a las barcas, alrededor de las cuales desempeñaban sus principales funciones.

El Keeshond es un perro de tamaño medio y muy peludo. Esta raza ha sido históricamente empleada como perro de barcazas y botes de ríos. Como consecuencia de estas tareas, entre sus ´obligaciones´ se incluyeron la vigilancia del bote, así como la exterminación de pequeños roedores que pudieran estar a bordo. Posteriormente, sus labores se trasladaron a las fincas del campo.

Como mascota, estamos ante un muy buen perro. El Keeshond hace gala de un muy buen carácter, inteligente y fácilmente entrenable. Sin embargo, no tolera la irrupción sin previo aviso de extraños o desconocidos, pues le costará desconectar del ´chip´ de perro guardián. No suelen ser problemáticos con otros perros.

Origen:

El Keeshond desciende directamente de los perros nórdicos de la familia de los spitz; igual que el Pomerano, Elkhound Noruego, Samoyedo, Chow Chow y otras razas. Su origen lo encontramos en los Países Bajos, y lo cierto es que estuvo muy cerca de desaparecer a finales deel siglo XIX, época en la que disminuyó el uso de las barcazas.

Tamaño:

La altura deseada en estos perros es de proximadamente 45 cm.

Peso:

De 25 a 30 kg.

Comentarios