Lancashire Heeler

Lancashire Heeler

El término inglés heeler, que significa "mordedor de talones", remite a la forma en que estos perros guiaban el ganado.

Esta raza británica es de sobra conocida en la isla por su carácter deportivo y sobre todo por su habilidad para dispersar y guiar pequeños animales en labores de pastoreo. El Lancashire Heeler se desarrolló para dirigir el ganado vacuno a base de mordisquearles las patas (al estilo de los Corgui, con el cual comparte genética).
A su vez, estos perros tienen un fuerte instinto de Terrier y son grandes cazadores de pequeños roedores, como conejos y ratas.

A día de hoy, la necesidad de perros ganaderos ha disminuido mucho, y estos perros han sabido adaptarse a la perfección a tareas de compañía en el hogar, además de ser capaces de ejercer de centinelas de una forma muy eficaz y ayudados por su finísimo oído.

Origen:

Estos perros se crearon a partir del Terrier de Manchester y el Welsh Corgi, tal vez con la posterior adición del linaje del Teckel.

Tamaño:

De 25 a 31 cm de altura.

Peso:

De 4 a 6 kg.

Comentarios