Tumores óseos malignos (cáncer de huesos)

Tumores óseos malignos (cáncer de huesos)

En el esqueleto es más frecuente la aparición de metástasis de otros cánceres (mama, pulmón, riñón, tiroides, etc.) que el desarrollo de un tumor propiamente óseo. Los tumores óseos (menos del 1 por ciento de todos los cánceres humanos) son más frecuentes en niños y adolescentes (el 5,4 por ciento de los cánceres pediátricos).

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: Así actúa la quimioterapia en el cuerpo

¿Qué es un tumor óseo?

Un tumor óseo es una proliferación anormal de células de una estirpe determinada dentro de un hueso. Básicamente los dividimos en 2 grupos: malignos o benignos, en función de su capacidad o no de extenderse (dar metástasis) a otros órganos y tejidos. Dentro de las lesiones benignas, también hay un grupo particular que denominamos lesiones paratumorales, porque no son propiamente tumores (no son una proliferación anormal de células) pero se les parecen. Un ejemplo de estas lesiones son los quistes óseos. Según la estirpe celular de la que proceda el tumor, tanto los tumores malignos como los benignos se clasifican en tumores formadores de hueso, tumores formadores de cartílago, tumores de células gigantes, etc. Cada uno de ellos tiene un pronóstico y un tratamiento distinto.

¿Son frecuentes?

En el esqueleto es más frecuente la aparición de metástasis de otros cánceres (mama, pulmón, riñón, tiroides, etc) que el desarrollo de un tumor propiamente óseo. Los tumores óseos (

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios