Plusesmas.com

APARICIÓN DE LA ENFERMEDAD

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

El temblor de las manos es su síntoma más visible, pero no el único. Se trata de una enfermedad degenerativa ocasionada por la pérdida de unas neuronas denominadas dopaminérgicas. El Parkinson se caracteriza por tres síntomas: temblores, rigidez de los miembros y lentitud en los movimientos.

Aunque fue descrita por James Parkinson en 1870, aún se desconocen las causas de esta enfermedad. Los temblores, especialmente de las manos y los brazos, son sus síntomas más visibles, pero no los únicos. Otras manifestaciones de la enfermedad son la lentitud física y cerebral, la rigidez de los miembros, los problemas de equilibrio, las dificultades de elocución, cambios en la expresión de la cara, problemas cutáneos y de sueño, estados depresivos y dificultades para tragar.

La adaptación (aceptación) al Parkinson exige tiempo y esfuerzo. Es un proceso doloroso en cada uno de los estadios de la enfermedad, desde que se perciben los primeros temblores hasta que se hace evidente la dependencia. Conocer la enfermedad, que cambia el curso de la vida, ayuda a aceptarla.

En los enfermos de Parkinson se ralentizan todos los movimientos y la expresión verbal, lo que conduce a pensar que también sus capacidades mentales sufren la misma ralentización. Pero no es así. La lentitud sólo afecta a su psicomotricidad, no a su inteligencia, que permanece, en la mayoría de los casos, inalterada. El paciente, que conserva su lucidez, es prisionero de su cuerpo y de un implacable engranaje que alterna los momentos de lentitud con otros de tregua. Se trata de un ritmo irregular, despiadado para el enfermo y difícilmente soportable para su entorno, al que le cuesta, a veces, comprenderlo.

Este doble desequilibrio entre la velocidad de funcionamiento del cerebro y la del cuerpo, por una parte, y entre los momentos de ritmo lento y ritmo normal, por otra, crea una situación cruel para el enfermo y de impotencia para su familia. Es normal que ésta se adelante a los pensamientos y los actos del paciente actuando en su lugar. Es un signo de impaciencia comprensible, pero completamente contraindicado: es esencial, en la medida de lo posible, dejar al paciente vivir, pensar y actuar a su ritmo. En lugar de hacer las cosas por él, conviene animarle a actuar y valorar lo que hace.

Relacionados

  • Investigación del Parkinson

    Investigación del Parkinson

    Los medicamentos alivian la enfermedad, pero se buscan nuevas vías.

  • Cómo actuar con un enfermo de Parkinson

    Cómo actuar con un enfermo de Parkinson

    Cuando la enfermedad de Parkinson aparece en la vida del enfermo su día a día va a cambiar mucho. Pronto no podrá realizar tareas que antes eran cotidianas. Por ello, te damos estos consejos para facilitar la vida al enfermo.

  • Señales de alerta para detectar una situación de dependencia

    Señales de alerta para detectar una situación de dependencia

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

  • Comprender la dependencia

    Comprender la dependencia

    Para cuidar es esencial entender qué supone la pérdida de autonomía.

  • Ley de Dependencia, una puerta a la esperanza

    Ley de Dependencia, una puerta a la esperanza

    La Ley de Dependencia abre una puerta a la esperanza a las personas que, por razones de edad o de discapacidad, no pueden valerse por sí mismas.

  • Cuidadores familiares: recibirán formación básica y generará derecho a pensión

    Cuidadores familiares: recibirán formación básica y generará derecho a pensión

    Hasta ahora han sido las familias, y especialmente las mujeres, las que han asumido el cuidado de las personas dependientes, a costa de considerables renuncias vitales y de una labor intensiva en horas de trabajo y en años de dedicación.

  • La enfermedad de Parkinson, en vídeo

    La enfermedad de Parkinson, en vídeo

    El cerebro está compuesto por materia blanca y materia gris, que contienen millones de células nerviosas. Estas células nerviosas o neuronas se comunican mediante la liberación de sustancias químicas denominadas neurotransmisores.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso