Plusesmas.com

INCONTINENCIA

¿Por qué se produce la incontinencia urinaria?

¿Por qué se produce la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina por la uretra, provocando al paciente un problema higiénico y que en muchas ocasiones limita su relación social.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Qué es la incontinencia de vejiga?
➤ Vídeo: Qué es la enfermedad pélvica inflamatoria?

¿Qué es?

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina por la uretra, provocando al paciente un problema higiénico y que en muchas ocasiones limita su relación social.

¿Cuáles son sus causas y cuál es su tratamiento?

Existen diferentes causas de incontinencia urinaria, cada una de ellas requiere diferentes tipos de tratamiento.

1.-La incontinencia urinaria continua o total es la pérdida constante de orina. Este tipo de incontinencia urinaria ocurre en determinadas anomalías anatómicas congénitas o cuando se ha producido una fístula urinaria a consecuencia de un traumatismo o por determinadas actuaciones quirúrgicas. El tratamiento es la corrección quirúrgica de la anomalía anatómica o de la fístula. Si la causa de la incontinencia urinaria se debe a una lesión del esfínter por cirugía previa, el tratamiento es la colocación de un esfínter urinario artificial.

2.-Un segundo tipo es la incontinencia urinaria de esfuerzo en la que se produce la pérdida repentina de orina al realizar cualquier actividad que determina un aumento de la presión intraabdominal (ejercicio físico, tos, estornudos, etc.). Este tipo de incontinencia urinaria es la más frecuente en la mujer, aunque también puede presentarse en varones intervenidos de próstata. El tratamiento depende del grado de la incontinencia y del tipo de alteración anatómica que la desencadena, que puede ser por un descenso del suelo de la vejiga urinaria o por alteración en la posición de la uretra. Existen diferentes tipos de tratamiento que incluyen desde la rehabilitación perineal a tratamientos quirúrgicos. La rehabilitación perineal consiste en realizar una serie de ejercicios con electroestimulación, cuya finalidad es reforzar el tono de la musculatura del suelo pélvico para corregir la incontinencia urinaria. Las diferentes modalidades de cirugía abarcan técnicas de cirugía abierta, cirugía por vía vaginal, cirugía laporoscópica y técnicas en «cabestrillo». Todas ellas tienen por objetivo recolocar tanto la vejiga urinaria como la uretra en su posición anatómica normal para corregir la incontinencia. La indicación en la realización de un determinado tipo de intervención depende de la alteración anatómica que provoca la incontinencia.

3.-Un tercer tipo de incontinencia urinaria es la denominada urge-incontinencia que se caracteriza por el escape brusco de orina precedido por un intenso deseo para orinar. Suele estar producido por un aumento en la capacidad de contracción de la musculatura de la vejiga urinaria y puede estar relacionada con enfermedades y lesiones neurológicas. Este tipo de incontinencia se trata con medicamentos específicos que disminuyen la capacidad de contracción de la musculatura vesical. En otras ocasiones, esta incontinencia puede estar producida por irritaciones vesicales, como ocurre en las infecciones urinarias, siendo entonces un proceso transitorio que desaparece al corregir la causa que provoca la irritación vesical.

4.-Finalmente, existe un cuarto tipo de incontinencia urinaria llamada incontinencia por rebosamiento o paradójica que se produce en pacientes con procesos obstructivos en el tramo urinario inferior, que determinan una retención urinaria crónica (vaciamiento incompleto de la vejiga) pero que causa pérdidas involuntarias de orina. Esta incontinencia se resuelve al corregir el proceso obstructivo de la vía urinaria.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso