Perro del Atlas

Perro del Atlas

Este noble animal de compañía se ha ido consolidando a lo largo del tiempo como un excelente guardián y vigilante, gracias a sus antepasados marroquíes.

Fuerte, inteligente y atento, el Perro del Atlas es un animal fiel y afectuoso con su amo y familiares, aunque poco sociable y territorial con extraños. Si detecta una invasión de su terreno, su primer paso será ladrar ferozmente a modo de aviso.

Rústico y fuerte, el Perro del Atlas tiene la cabeza poderosa y grande. Además posee un cuello robusto y fuerte, así como los miembros anteriores y posteriores. Su largo y lanoso pelaje puede adquirir dos tonalidades básicas: arena u oscuro.

Debido a su gran tamaño y necesidad de ejercicio, estos perros sufren en espacios pequeños, por lo que no son recomendables para pisos o espacios reducidos.

Origen:

El Perro del Atlas es originario de Marruecos, donde su trabajo era el de acompañar a los rebaños de corderos ejerciendo el pastoreo a través de las planicies del Atlas africano. También fue utilizado como perro de guarda de los terrenos de sus amos obteniendo resultados muy eficaces.

Tamaño:

El tamaño suele oscilar entre los 52 y los 62 cm.

Peso:

El peso de este animal puede variar entre los 35 y los 45 kg.

Comentarios