Controla el estrés

Aprende a respirar para relajarte

Aprende a respirar para relajarte

La respiración nos aporta el oxígeno encargado de activar las reservas de energía del cuerpo, pero, además, es la mejor herramienta para luchar contra el nerviosismo y disminuir la tensión muscular y la fatiga.

El aporte regular y suficiente de oxígeno sólo es posible si la respiración es amplia y larga y proporciona el tiempo necesario para que la sangre recoja el oxígeno del aire que entra en los pulmones. Saber respirar y relajarse constituye un aprendizaje necesario si queremos preservar la buena salud a largo plazo.

Veamos cómo unir relajación y respiración:

  • Apoya la espalda en el suelo. Dobla las rodillas.
  • Coloca una mano en el tórax y otra sobre la parte baja del abdomen.
  • Suspira varias veces para relajarte
  • Toma aire por la nariz y dirígela a la parte más baja del tórax, notando como se separan las últimas costillas y se hincha el abdomen. Retén el aire 3 segundos, y comienza a soltarlo por la boca con los labios levemente cerrados.
  • Repite durante un tiempo de unos 5-10 minutos.

Relacionados

Comentarios