Plusesmas.com

NO DESCUIDAR SU ALIMENTACIÓN

Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

Ayudas en la alimentación de un enfermo dependiente

¿Qué alimentos deben ingerir diariamente? ¿Y en qué cantidades?

Proteínas, micronutrientes, calcio y vitaminas…Todos son necesarios y, por tanto, debemos procurar su consumo de forma equilibrada y adaptada a sus necesidades. Veamos en que cantidades.

Las proteínas

Se calcula que el 20% de las personas mayores sufre una carencia relativa de aporte proteínico, a pesar de su importancia en la prevención de pérdida de masa muscular.

Los especialistas recomiendan un aporte medio de 1 g/kg/día y aconsejan el consumo de alimentos ricos en proteínas y en calorías, como la leche, los huevos, el queso... No hay que tener reparos, por tanto, en añadir queso rallado o nata a los platos. Beber leche enriquecida con leche en polvo aumenta el aporte de proteínas, de alto valor biológico.

Hay otros tipos de carencias, como por ejemplo la de lípidos o la de vitaminas, frecuente en las personas mayores que, por problemas con la dentadura, dejan de tomar fruta, verduras y hortalizas crudas.

Los micronutrientes

Hay que tener en cuenta dos fenómenos que se combinan: una bajada de la capacidad de absorción de algunos elementos (vitamina D y zinc, por ejemplo) y una necesidad creciente con fines preventivos (funciones cognitivas, prevención de cataratas, enfermedades cardiovasculares o cáncer). Por eso se recomiendan aportes superiores a la media de calcio (prevención de la osteoporosis), de zinc (inmunidad), de selenio (protección contra el estrés oxidante y de la función inmunológica), las vitaminas B6 (inmunidad y funciones cognitivas), D (que ayuda a fijar el calcio) y E (antioxidante).

El calcio

Con frecuencia, se recomiendan 1500 mg diarios, pero con una alimentación normal son suficientes 1200. Los especialistas recalcan que, para la prevención de problemas óseos, es preciso, además, un aporte suficiente de vitamina D y una mínima exposición al sol.

Una alimentación adecuada es el primer paso para garantizar este aporte. Sólo en un segundo momento se puede contemplar la posibilidad de complementos dietéticos (aguas específicas) o farmacológicos.

Como es sabido, las principales fuentes alimentarias del calcio son la leche y los productos lácteos. Colaboran, también, a formar y mantener el tejido óseo alimentos como las sardinas enlatadas y las anchoas, el brécol, el perejil y los frutos secos.

El problema de la sal

La percepción del sabor de la sal disminuye con la edad, al tiempo que aumenta la sensibilidad del organismo a la misma, con lo que se incrementa el riesgo de hipertensión.

La cuestión es delicada. Imponer un régimen sin sal puede disminuir el placer de comer. Cuando es necesario un régimen con poca sal, los nutricionistas recomiendan añadir ésta a la comida en el momento de servirla, en lugar de hacerlo cuando se empieza a cocinar: de esta forma disminuye el consumo de sal, a la vez que se conserva su sabor.

Las vitaminas

 

  • Vitamina A. Es necesaria, pero tomada con medida. El exceso de esta vitamina conlleva más riesgos que su carencia.
  • Vitamina D. Muchas personas mayores carecen de esta vitamina, especialmente las mujeres que salen menos a la calle. Vinculada a la exposición solar, su carencia aumenta de forma estacional. Puede ser útil consumir leche o productos lácteos enriquecidos con esta vitamina.
  • Vitaminas hidrosolubles. Algunas carencias de B1, y también de B6, se deben al consumo de alcohol. Hay que tener en cuenta la relación existente entre la carencia de vitamina B9 y los estados de demencia.

El zinc

Es fundamental contra los radicales libres, para el sistema inmunológico y para favorecer la cicatrización.

Grupos de alimentos diarios indispensables

  • Productos lácteos.
  • Carnes, pescados, huevos y quesos.
  • Pan.
  • Pasta, arroz, cereales, patatas y legumbres.
  • Verduras y frutas.
  • Aceites y grasas.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso