Plusesmas.com

¿FUNCIONAN?

Tratamientos para la piel

Tratamientos para la piel

La cuestión de las arrugas es muy personal. Hay personas que no temen ver aparecer las primeras marcas del tiempo y otras que las contemplan con angustia.

¿Se debe aprender a vivir con las arrugas y aceptarlas, o hay que luchar contra ellas? ¿Son eficaces realmente las cremas antiarrugas?

La cuestión de las arrugas es muy personal. Hay personas que no temen ver aparecer las primeras marcas del tiempo y otras que las contemplan con angustia. Pero aparte del aspecto psicológico, luchar contra las arrugas puede ayudar al mismo tiempo a mantener la buena salud de la piel. Las cremas antiarrugas y el conjunto de la cosmetología para la piel de la cara ya hace tiempo que han demostrado su validez. Aunque ninguna crema hace desaparecer las arrugas, sí tienen la capacidad de retrasar la aparición de las siguientes y de atenuar las más pequeñas. La oferta de cremas es inmensa y no es fácil saber a qué atenerse. Hay que tomarse el tiempo necesario para, con la ayuda del dermatólogo, elegir las cremas que convienen al tipo de piel de cada persona. Además, se puede tener una piel con arrugas y al mismo tiempo una luminosidad del cutis capaz de borrar o velar el paso de los años. Esa luz se logra con cuidados cotidianos (hidratación, limpieza de la piel, etc.). Aparte de los cuidados que se pueden realizar personalmente, existen los peelings (o exfoliaciones) que se hacen en institutos de belleza y dermatología. Estas limpiezas profundas mejoran notablemente el estado de la superficie de la piel al eliminar la capa córnea, recuperando así luminosidad y buen aspecto. Las limpiezas de piel más ligeras también retrasan la aparición de espinillas en las mujeres que desarrollan acné en la menopausia.

¿Tiene este acné de la menopausia características particulares?

No se parece al de la adolescencia. De hecho, se le da un nombre distinto, el de «acné rosácea». Es un tipo de acné que se desarrolla en la cara, particularmente en la nariz y los pómulos, y no afecta al torso ni a la espalda. Se trata mediante antibióticos de uso tópico o por vía oral, junto con cuidados dermatológicos adecuados. A veces sucede que ciertos tratamientos hormonales recetados en la premenopausia provocan su aparición. Si no cede mediante tratamiento tópico de cremas, es mejor comunicárselo al ginecólogo, quien sabrá adaptar el tratamiento para evitar estos inconvenientes.

¿Qué opinión merecen las «técnicas antiarrugas» de reciente aparición?

Desde hace algún tiempo, se multiplican las nuevas técnicas «revolucionarias» al respecto, las inyecciones de Botox, por ejemplo. Botox es el nombre comercial de la toxina botulínica, sustancia utilizada desde 1980 para tratar ciertos problemas musculares que producen contracciones espasmódicas, particularmente en los párpados y la cara. En 1987, dos médicos canadienses descubrieron que, al inyectar esta toxina para corregir un estrabismo, eliminaban temporalmente las arrugas del entrecejo. De ahí la idea de utilizar el producto contra las arrugas. En principio, la utilización de Botox es para casos muy concretos. Solo se deben aplicar las inyecciones en zonas muy precisas de la cara (frente y patas de gallo), y por médicos formados especialmente. Por supuesto, la técnica va mejorando con el tiempo. Como los efectos de una inyección no superan los seis meses, tampoco los posibles efectos secundarios indeseables (caída del párpado o asimetría de la cara) son definitivos. El problema es que, por el momento, no se dispone de perspectiva suficiente en el tiempo sobre estas técnicas. Hará falta todavía una buena decena de años para poder conocer con certeza las consecuencias. Ya se han conocido en Estados Unidos casos de parálisis facial grave y duradera, y de debilidades musculares severas, quizá relacionadas con inyecciones masivas y repetidas de Botox. Por lo tanto, prudencia.

¿Qué se debe hacer para mantener una buena cabellera?

Como la piel, el cabello es un reflejo más del estado de la salud. Hoy existe una variadísima gama de champús que protegen verdaderamente el pelo de las agresiones externas y luchan contra su envejecimiento. Al igual que con las cremas, hay que elegir uno bien adaptado al tipo particular de cabello. Entre los cincuenta y setenta años, se modifica el ciclo de crecimiento del cabello y como consecuencia el pelo se cae más rápidamente. La caída excesiva del cabello tiene dos causas principales: la hormonal y la hereditaria, tanto en los hombres como en las mujeres. Hay que consultar si es una caída excesiva. El dermatólogo intentará conocer el origen, porque puede deberse, entre otras cosas, a una anemia o incluso a un tratamiento médico. Para luchar contra una caída excesiva del cabello hay tratamientos que se basan esencialmente en curas vitamínicas por vía oral dos veces al año, en primavera y en otoño. Si la caída persiste a pesar de todo, puede considerarse la opción de los implantes, una cirugía ligera mediante injertos capilares, que pueden ser autoinjertos y, por lo tanto, sin riesgo de rechazo. Sin embargo, no se puede operar a todo el mundo. No es aconsejable, por ejemplo, cuando la calvicie está demasiado extendida.

¿Cuáles son los tratamientos dermatológicos del mañana? ¿Hacia qué tipo de productos se avanza?

Actualmente se están haciendo estudios sobre el papel en la piel de ciertos neuromediadores que ayudarán a tratar las dermatosis psicosomáticas. Este estudio de investigación científica fundamental sobre la relación entre la piel y el cerebro está progresando rápidamente. Se están logrando también grandes avances en lo que se denomina «cronocosmetología», es decir, en la creación de cremas cosméticas que se podrían calificar de «inteligentes», porque son capaces de liberar durante veinticuatro horas los principios activos que la piel necesita en los diferentes momentos del día. Pero paciencia, no estarán disponibles inmediatamente… Por lo demás, aunque se han conseguido progresos espectaculares en los últimos años, todavía se debe mejorar la calidad cosmetológica de las cremas médicas.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso