Plusesmas.com

¿Cómo detectar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer?

¿Cómo detectar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer?

Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Cómo es el cerebro de un enfermo de Alzheimer?

Aunque existen casos de Alzheimer de inicio temprano (antes de los 60 años) que progresan rápidamente, en la mayoría de los pacientes los síntomas se evidencian a lo largo de varios años. De hecho, al principio, pueden pasar desapercibidos. A veces, sólo mirando hacia atrás pueden los Familiares del enfermo entrever cuándo se iniciaron.

Los síntomas más comunes de enfermo de Alzheimer son:

• Pérdida de memoria y de capacidad de aprendizaje. Tiene problemas para recordar cosas o para aprender y memorizar nueva información. En los últimos estadíos, se produce una pérdida de memoria de largo plazo, lo que impide recordar datos concernientes a la propia persona, como el lugar de nacimiento, la profesión, los nombres de los hijos o la pareja...
• Desorientación y confusión. Puede perderse si sale solo/a o no saber dónde está o cómo ha llegado hasta allí. Igualmente, puede no reconocer caras, lugares o situaciones antes muy familiares. También, puede no saber en qué hora ni día vive ni cuántos años tiene.
• Extravíos. Puede olvidar dónde deja cosas de uso cotidiano, como las llaves, las gafas, los audífonos... Deja cosas en sitios extraños, como las gafas en la nevera o el pan en el armario ropero.
• Incapacidad para el pensamiento abstracto. Puede tener problemas para realizar tareas mentales tan sencillas como revisar las cuentas de la compra o interpretar los precios. Incluso pueden olvidar lo que significan los números y lo que hay que hacer con ellos.
• Problemas para realizar tareas habituales. Es cada vez menos capaz de realizar tareas cotidianas como peinarse, comer, preparar alimentos, atarse los botones de la chaqueta, vestirse, conducir... También pierde capacidad para planificar el trabajo diario.
• Cambios en el comportamiento y la personalidad. Puede volverse irritable, inquieto/a o bien apático/a. Puede desarrollar confusión, desconfianza y, en estadios avanzados, paranoia, alucinaciones, manía persecutoria, convicciones erróneas (como la de que le han robado objetos)...
• Pérdida de capacidad de juicio. Puede salir de casa sin zapatos en un día de nieve, llevar un gorro de baño a la iglesia o bien irse a la tienda en pijama o camisón.
• Incapacidad para seguir indicaciones o direcciones. Tiene cada vez más dificultades para comprender indicaciones o direcciones sencillas. Puede perderse fácilmente, incluso en lugares familiares, y seguir caminando sin rumbo.
• Problemas de lenguaje y comunicación. Puede no recordar nombres de personas u objetos familiares (incluso el de una cuchara o una silla), y tener problemas para expresarse y comprender el significado de palabras comunes.
• Pérdida de capacidades visuales y espaciales. Pierde capacidad para juzgar tamaños y formas, la relación de los objetos en el espacio, ordenar objetos o colocar cosas en su sitio...
• Pérdida de motivación e iniciativa. Desarrolla pasividad y pierde interés y capacidad para interactuar con otras personas.
• Pérdida de los patrones habituales de sueño. Puede comenzar a dormir durante las horas del día y permanecer totalmente despierto toda la noche, deambulando.
• Pérdida del control de esfínteres y dependencia total. Se produce en estadíos avanzados de la enfermedad. Al final, el paciente está tan débil, que se vuelve totalmente dependiente de su cuidador.

¿Cómo se diagnostica?
• Si observas alguno de los síntomas citados en un familiar o persona cercana, debes conseguir una cita con el médico cuando antes, para que éste valore el caso y sea posible actuar en consecuencia. Hay algunas patologías y problemas (como depresión, lesiones en la cabeza, desequilibrios químicos, déficits nutricionales, efectos secundarios de algunos medicamentos) capaces de producir síntomas parecidos a los de la enfermedad de Alzheimer.
• Solo tras un riguroso examen médico, psiquiátrico y neurológico (que puede incluir pruebas de escáner y resonancia magnética, capaces de descartar otras causas de deterioro cerebral y detectar alteraciones concretas) estará el médico en situación de emitir un diagnóstico. Por supuesto, valorará todas las posibles causas de demencia, antes de emitir un diagnóstico.
• Lamentablemente, no existen aún pruebas ni tests definitivos para el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. De hecho, el diagnóstico definitivo solo es posible tras la muerte del afectado/a, cuando es posible examinar el cerebro y ver si existen las alteraciones cerebrales asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué pronóstico tiene?
La enfermedad de Alzheimer es irreversible. Una vez emitido el diagnóstico, la función mental decae a lo largo de varios años (entre 3 y 20, aunque la media es 10), hasta que finalmente se produce la muerte. Actualmente, los objetivos del tratamiento son:

-Frenar el progreso de la enfermedad
-Controlar los problemas de comportamiento, confusión y agitación del paciente
-Mejorar el ambiente del hogar
-Apoyar a familiares y otros cuidadores

Para saber más
Puedes consultar a:

Fundación Alzheimer España. Calle Pedro Muguruza, 1, 6C. 28036 MADRID.(España) Telfs.: 913-431-165 y 913-431-175. Fax: 913-595-450:
www.fundacionalzheimeresp.org
CEAFA: Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias. Calle Pedro Alcatarena nº 3 Bajo
31014 Pamplona (Navarra)
Tel: 902 17 45 17
Fax: 948 26 57 39
www.ceafa.org
E-mail: CONTACTAR

Visita el Espacio cuidador para leer más sobre Alzheimer, Dependencia, Ley de la Dependencia y crear tu propia comunidad de cuidadores familiares.

Leer más artículos sobre Alzheimer
¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?
Diagnóstico del Alzheimer
Alzheimer, diagnóstico diferencial
Alzheimer, señales de alerta
Puntos reveladores del Alzheimer
Alzheimer: la prevención
Tratamientos para el Alzheimer, ¿Existen?

Leer más artículos sobre Familia y Alzheimer
Cómo deben actuar los familiares de enfermos de Alzheimer
La realidad de los cuidadores de enfermos de alzheimer
Enfermedades usuales en enfermos de Alzheimer
Alzheimer: el entorno
Alzheimer: la familia
Alzheimer: simplificar la vida
Alzheimer: atenuar los síntomas

Relacionados

  • Así es la enfermedad de Alzheimer

    Así es la enfermedad de Alzheimer

    Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

  • Consejos para prevenir la enfermedad de Alzheimer

    Consejos para prevenir la enfermedad de Alzheimer

    Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

  • ¿Cómo se trata la enfermedad de Alzheimer?

    ¿Cómo se trata la enfermedad de Alzheimer?

    Es la principal causa de la demencia y una de las patologías más temidas por las sociedades avanzadas. La enfermedad de Alzheimer tiene en la pérdida de memoria uno de sus primeros síntomas, al que se añaden, a medida que la patología avanza, los problemas de lenguaje, los emocionales y los perceptivos.

  • Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer

    Te ofrecemos un listado con direcciones y teléfonos de asociaciones y centros oficiales para que te resulte más fácil resolver todas tus dudas

  • La realidad de los cuidadores de enfermos de Alzheimer

    La realidad de los cuidadores de enfermos de Alzheimer

    Un estudio realizado por la Fundación Alzheimer España pone de manifiesto que el cuidador dedica diez horas diarias a la atención de un enfermo de Alzheimer.

  • Beneficios de la aspirina para el Alzheimer

    Beneficios de la aspirina para el Alzheimer

    Hace unos años, los neurólogos que trataban a enfermos de Alzheimer comprobaron una constante sorprendente: los que tomaban aspirina para la artritis o para prevenir el riesgo de ataques cardiacos desarrollaban la enfermedad más lentamente que los que no consumían esos fármacos.

Comentarios (0)

* *

*

Cerrar ventana

Suscríbete gratis a nuestro boletín

Productos Álvarez Gómez

Recibe en tu e-mail toda la información que te interesa: Artículos de expertos en Salud, Jubilación, Memoria... Propuestas de ocio. Sorteos y concursos... ¡y mucho más! Más de 160 000 usuarios reciben ya nuestra newsletter.

Además, cada mes sorteamos una magnífica cesta de productos Álvarez Gómez, valorada en 100 €.