Plusesmas.com

La próstata y la incontinencia

La próstata y la incontinencia

Sufrir hiperplastia benigna de próstata, prostatitis o cáncer de próstata son motivos suficientes para padecer, además, de incontinencia urinaria.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: Cómo se produce el cáncer de próstata
➤ Vídeo: ¿Cómo actúa el citrato de Sildenafil?
➤ Vídeo: ¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?
➤ Vídeo: Operación de extirpación de la próstata

Cuando se produce una hiperplasia benigna de próstata es habitual que el hombre necesite realizar un mayor esfuerzo para orinar, tenga dificultad para iniciar la micción, disminución de la fuerza y el calibre del chorro, micción intermitente o prolongada, goteo, vaciamiento incompleto y retención urinaria, lo que puede obligar a colocar una sonda.

La incontinencia en la hiperplastia puede ser de muchos tipos –urgencia y rebosamiento especialmente- y se manifiesta con un aumento de la frecuencia miccional y a veces dolor en la vejiga.

También suele haber incontinencia cuando existe prostatitis –una infección de las vías urinarias- y cuando se desarrolla un tumor de próstata, segunda causa de muerte por cáncer en varones mayores de 50 años. En el primero de los casos, la incontinencia desaparecerá tras el tratamiento con antibióticos y otros fármacos y en el caso del cáncer son recomendables los ejercicios de los músculos del suelo pélvico y puede ser preciso recurrir a dispositivos para la incontinencia, como los esfínteres artificiales.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso