Plusesmas.com

Levomepromazina

La levomepromazina es un fármaco que actúa bloqueando los receptores de dopamina (transmisor químico del impulso nervioso) del cerebro. La dopamina participa en la transmisión de impulsos entre las células cerebrales.

Grupo

antipsicóticos.

¿Qué es?

La levomepromazina es un fármaco que actúa bloqueando los receptores de dopamina (transmisor químico del impulso nervioso) del cerebro. La dopamina participa en la transmisión de impulsos entre las células cerebrales. Cuando se produce un exceso de dopamina en el cerebro se produce una sobreestimulación de los receptores, que actúan modificando el comportamiento.La levomepromazina bloquea estos receptores y evita la sobreestimulación, ayudando así al control de la enfermedad mental.

¿Para qué se utiliza?

Ansiedad.Agitación y excitación psicomotriz.Estados depresivos.Psicosis agudas y crónicas.Transtornos del sueño.Algias graves.

¿Cómo se utiliza?

De este medicamento existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos y gotas) y parenteral (intramuscular).La dosis adecuada de levomepromazina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas:Dosis oral usual en adultos:Pacientes psicóticos: 100-200 mg al día en varias tomas.Pacientes no psicóticos: 25-75 mg al día en varias tomas.Dosis inyectable usual en adultos:75-100 mg al día. Bajo vigilancia médica.Una vez controlados los síntomas agudos, se debe reducir la dosis hasta el nivel mínimo efectivo, como mantenimiento.Los niños son más sensibles a los efectos adversos del levomepromazina. Las dosis que deben administrarse se han de establecer individualmente. Se recomienda un control clínico especial.Los pacientes ancianos necesitan una dosis inicial menos y un ajuste más gradual de la dosis. Se recomienda un control clínico especial.Las formas orales de levomepromazina se deben administrar preferentemente junto con las comidas.El paciente deberá de permanecer sentado o tumbado entre media y una hora después de las primeras dosis.En tratamientos crónicos se recomienda administrar la mayor parte de la dosis a la hora de acostarse.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible, pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.No se debe conducir vehículos ni manejar maquinaria peligrosa o de precisión durante las primeras semanas de tratamiento.Se debe evitar el consumo de alcohol.Se aconseja la suspensión gradual del tratamiento.No debe exponerse de manera prolongada al sol, ya que este medicamento puede aumentar la sensibilidad de su piel frente al sol, provocando la aparición de manchas rojas.Debe ponerse en contacto con su médico o farmacéutico en caso de dolor de garganta, fiebre, temblores, ictericia, alteración en la visión o erupciones cutáneas.Durante los tratamientos crónicos se deben realizar recuentos sanguíneos y revisiones oftálmicas periódicas.El tratamiento debe ser suspendido en el caso que el paciente experimente algún episodio de fiebre o rigidez muscular grave.Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En pacientes con depresión severa del sistema nervioso central, depresión de la médula ósea, estados de coma o feocromocitoma.En caso de alergia a levomepromazina o fenotiazinas.Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.No utilice levomepromazina, salvo prescripción médica, si padece: alteraciones cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias, epilepsia, estados depresivos, glaucoma, enfermedad de Parkinson, síndrome de Reye, síndrome neuroléptico maligno, insuficiencia renal, insuficiencia hepática.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con la levomepromazina son: alcohol etílico, anticolinérgicos, antidiabéticos, antidepresivos tricíclicos, antidepresivos inhibidores de la enzima monoaminooxidasa, antiepilépticos, fluoxetina, sales de litio.Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos más frecuentes de la levomepromazina son: somnolencia, sedación, sequedad de boca, visión borrosa, retención urinaria, estreñimiento.Raramente puede producir otros efectos como hipotensión, insuficiencia cardíaca, arritmias, erupciones, fiebre, rigidez muscular alteraciones respiratorias.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No existen estudios en humanos sobre los efectos de la administración de levomepromazina en mujeres embarazadas. Debe consultar a su médico sobre la conveniencia de recibir el tratamiento. No se sabe si el levomepromazina pasa a la leche materna. No se recomienda el uso de levomepromazina durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

¿Cómo se conserva?

Mantener en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Sinogan®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Cerrar ventana

Suscríbete gratis a nuestro boletín

Portada revistas Plusesmas

Recibe en tu e-mail toda la información que te interesa: Artículos de expertos en Salud, Jubilación, Memoria... Propuestas de ocio. Sorteos y concursos... ¡y mucho más! Más de 160 000 usuarios reciben ya nuestra newsletter.
Además, recibirás gratis nuestra revista digital.