Plusesmas.com

REMEDIOS CASEROS

El truco de la abuela para que el aguacate no se ennegrezca

El truco de la abuela para que el aguacate no se ennegrezca

Con lo rico (y caro) que es, y en solo unos minutos se nos pone negro. A partir de ahora, pon en práctica ese sencillo truco de la abuela.

Cómo conservar el aguacate

Si te ha sobrado aguacate, no dejes que se estropee. Puedes conservarlo intacto hasta un día si le echas unas gotitas de limón y lo envuelves en papel film antes de meterlo en la nevera (en el estante inferior). Evitarás así que se ennegrezca.

Relacionados

  • El truco de la abuela para pelar almendras

    El truco de la abuela para pelar almendras

    Qué difícil es pelar las almendras, ¿verdad? Por no hacerlo, a menudo nos la comemos con piel. Pero ello nos limita para usarlas en algunas recetas en las que irían muy bien. A partir de ahora, pon en práctica este truco de la abuela.

  • El truco de la abuela para sacar más zumo de las naranjas

    El truco de la abuela para sacar más zumo de las naranjas

    El truco de la abuela para sacar más zumo de las naranjas

  • El truco de la abuela para limpiar el horno

    El truco de la abuela para limpiar el horno

    ¿Te gustaría tener un horno siempre limpio y reluciente? Puedes conseguirlo sin apenas esfuerzo y, lo que es más importante, sin necesidad de utilizar productos químicos. Mira este sencillo truco de la abuela:

  • El truco de la abuela para que los cereales estén crujientes

    El truco de la abuela para que los cereales estén crujientes

    ¿Eres de los que 'odia' que los cereales se pongan blandos? A veces parece que, cerremos como cerremos la caja, siempre entra aire... La próxima vez que te ocurra, pon en práctica el siguiente truco de la abuela. ¡No tienes nada que perder!

  • El truco de la abuela para saciar el hambre

    El truco de la abuela para saciar el hambre

    Qué mala es la gusa, y qué fácil es picar entre horas unas aceitunas, unas patatas fritas, un poquito de embutido, una galleta de chocolate... Esos pequeños picoteos, nada saludables por otra parte, son los culpables, sin darnos cuenta, de esos kilitos de más. Para saciar el hambre de forma beneficiosa para tu salud y tu cuerpo, lee con atención el suguiente truco de la abuela.

Comentarios (0)

* *

*