Blog de Dolors Colom Masfret. Plusesmas.com

Directora Científica del Master Universitario de Trabajo Social Sanitario. Estudios de Ciencias de la Salud. Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Profesora asociada del Grado de Trabajo Social. Universidad de Barcelona (UB). Directora de la revista Agathos, atención sociosanitaria y bienestar.

Hoy el Estado del Bienestar se defiende solo

sábado, 31 de agosto de 2019

El mayor o menor desarrollo del Estado de Bienestar de un país depende de un conjunto de decisiones políticas, sobre todo; sin duda complejas y, por ello, éstas deben tomarse dentro de la comprensión de lo que significa vivir y disfrutar de un Estado del Bienestar con estructuras fortalecidas cuyo fin es el ahorro de sufrimiento. Un Estado del Bienestar es más posible, y más sostenible, cuando confluyen dos dimensiones: la dimensión de la necesidad diagnóstica y la dimensión de la ética individual. La combinación de ambas dimensiones propicia su desarrollo adecuado, promueve la transformación de los impuestos de la ciudadanía en servicios y prestaciones para quienes los necesiten. Un Estado del Bienestar universal dista por principio del café para todos. La decisión no significa argumentar torticeramente a favor o en contra, no puede tomarse como un juego de azar en el que errar resulta inocuo, debe ser racional. Es un ejercicio de responsabilidad pues las consecuencias de las malas decisiones suponen para toda la población sumar sufrimientos, en potencia, evitables.

El modelo de Estado de Bienestar es una decisión eminentemente política que responde al criterio armonizado del conjunto de los habitantes de un territorio, los defensores y los detractores desde sus posturas contribuyen, aun sin quererlo, a mejorar la fórmula. En las sociedades democráticas, los políticos son representantes de la población que deposita en ellos la confianza para el desarrollo y puesta en marcha de unas ideas, unos proyectos. Confianza que se labra cada día actuando en base a lo prometido. Pero de la misma manera que en cualquier proyecto los objetivos deben se asumibles, lo prometido por los partidos políticos también. Cuando se pierde el sentido de la realidad se cae el paternalismo, se pierde la posibilidad de la utilidad, se abre una brecha entre las necesidades y la generación de recursos para cubrirlas. La opción social por uno u otro modelo es motivo de debate en muchos de los escenarios políticos, académicos y organizaciones ciudadanas. La preocupación se remonta a finales del siglo XIX y ha atañido a los gobernantes de todas las naciones desarrolladas con independencia de sus ideologías de base.

Cuando se habla de Estado del Bienestar se deja de hablar de un Estado de la caridad, subvencionado, dicho sea de paso, mucho más fácil de gestionar que un estado de derechos pues no requiere más que entidades benéficas, grupos de personas organizadas y afines al poder que recojan las dádivas o subvenciones y las repartan, casi siempre a su antojo. Las personas beneficiarias entonces quedan condenadas a mantener sus dificultades y a depender de las caridades. Un Estado de Bienestar moderno facilitará a las personas la ayuda que necesiten en los momentos que la necesiten. Momentos que pueden comprender unos días o, afectar el resto de la vida. Tanto en el primer caso como en el segundo, ello se avala con un diagnóstico social. No es una redundancia señalar que los diagnostico sociales los elaboran trabajadores sociales, y en el caso del sistema sanitario, trabajadores sociales sanitarios, porque a las circunstancias sociales se les suman circunstancias de la enfermedad. El Estado de Bienestar se defiende solo cuando las poblaciones y sus dirigentes lo perciben y comprenden como lo que es: un conjunto de prestaciones y servicios profesionales que facilitan el bien vivir cuando la vida se torna adversa. Se dan dos círculos y dos posibilidades: una en el círculo vicioso que señala el malestar como generador de malestar, otra en el círculo virtuoso, al que deben aspirar las sociedades modernas, que señala el bienestar como generador de bienestar.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Comentarios