Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Navidad en tiempos difíciles

viernes, 11 de diciembre de 2015

Se acerca la Navidad: luces y acebo nos anuncian con alegría la noche “más buena”  del año.

Pero también, flores y velas nos recuerdan las vidas rotas, las tragedias que nos rodean y nublan la felicidad de unas fiestas entrañables. 

Los sentimientos y los recuerdos se agolpan en estas fechas: echamos la vista atrás, hacemos comparaciones… Este año, me llevan a una ciudad maravillosa que, recientemente, el terrorismo llenó de dolor, París.

Era muy joven cuando la conocí. Me impactó no solo por la belleza y la grandeza de sus barrios y monumentos sino también porque se respiraba el oxígeno de un mundo diferente: abierto, culto, vanguardista, tolerante, tentador, interesante… Descubrí ese soplo de encanto que pone colorete a los días grises, el inexplicable glamour. Tuve el privilegio de ver y escuchar a Edith Piaf en la sala Olympia, de recorrer Montmartre en bicicleta, de leer a Camus. Teatro…, incluso ópera, aunque el precio de la entrada solo diera para ver la mitad del escenario… Quedé deslumbrada como una cenicienta en la corte del Rey Sol. 

Flashes de juventud que quedan grabados como “os amoriños primeiros”. 

La nostalgia navideña me traslada también a casa de mi abuelo: lo veo en Nochebuena, sonriente, presidiendo una mesa de más de treinta comensales, entre hijos, nietos, sobrinos... No puedo olvidar la imagen de la estirada tía Sabina, con un chispazo de anís, cantando villancicos ante un enorme belén. Vivían todos los seres queridos de mi infancia… Era un hermoso presente. Es un hermoso pasado.

Me gustaba y me gusta este periodo, quizás demasiado largo, que llamamos “las Navidades”. Me encantan el portal, los ángeles, los pastores rodeados de corderos y serrín… Poner el nacimiento es una tradición cálida, parte de nuestra cultura y, para muchos, una manifestación religiosa. Festejar sólo el solsticio de invierno me resultaría helador. 

Pero no podemos conceder demasiado tiempo a los recuerdos porque nos borran la realidad, y el “ahora” es lo que verdaderamente tenemos.

La vida sigue, y, sobre todo, hay niños…

Me siento con el deber importante de “hacer”, en la medida que pueda, unas Navidades inolvidables en paz, con amor y cierta austeridad pero fantásticas, incluso mágicas, para que nuestros pequeños puedan recordar un día.

 

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Productos Álvarez Gómez CADA MES, SORTEAMOS UNA MAGNÍFICA
CESTA DE PRODUCTOS ÁLVAREZ GÓMEZ,
VALORADA EN 100 €

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso