Queridos recuerdos

El gotelé: una herencia de los 60 para olvidar

El gotelé: una herencia de los 60 para olvidar

Entendemos perfectamente que el inventor del gotelé permanezca en el anonimato porque hoy en día tendría muchas explicaciones que dar. Estaba visitando pisos de segunda mano para comprar y encontraba de todo. Algunos necesitaban una reforma completa, otros estaban en bastante buen estado como para entrar a vivir, incluso en algunos podías aprovechar los fascinantes suelos de la cocina o el baño de estilo vintage. Pero en todos y cada uno de los pisos que visité anoté mentalmente una reforma: quitar el gotelé. Desde Queridos Recuerdos queremos hacer un homenaje (esperamos que sea el último adiós) al gotelé.

¿Por qué el gotelé?

¿Por qué todos los pisos que no sean de nueva construcción tienen gotelé? Esas paredes rugosas que acumulan polvo y suciedad y en las que no puedes poner un papel pintado tal y como dictan las tendencias en decoración del momento. Hasta en las casas de pueblo construidas en los años 60 encuentras el omnipresente gotelé.

Miramos atrás y nos preguntamos qué motivo tendrían alguien en los años 60 o en cualquier época de la humanidad para elegir semejante acabado en las paredes de su vivienda. Y encontramos el motivo. Por supuesto el gotelé no eran una tendencia estética, sino funcional. Y decimos funcional porque su existencia tiene una función muy concreta: disimular los fallos de construcción.

Reflexionamos un poco y entendemos un poco mejor, aunque no lo perdonamos, el uso de gotelé. Los años 60 vieron un éxodo masivo de personas que se iban a la ciudad en busca de una vida mejor. Esto propició un boom inmobiliario y la rapidez en la construcción se impuso a la calidad. Cualquier imperfección en las paredes de una vivienda quedaba oculta inmediatamente por el gotelé.

Y aunque podemos afirmar que el gotelé está más presente en nuestro país que en cualquiera de nuestros vecinos, lo cierto es que su origen es francés. Al menos su etimología, que significa 'gotas', probablemente haciendo referencia a las gotas o lágrimas que en un futuro no muy lejano tendría que derramar la siguiente generación para eliminar el gotelé.

Hay algo que nos preocupa a los alérgicos al gotelé. Vemos cómo la moda es cíclica, también en decoración y podemos apuntarnos al estilo vintage con casas al estilo sesentero o setentero. Pero, ¿y si vuelve la moda del gotelé?, ¿y si dejamos a nuestros hijos la misma herencia que nos dejaron nuestros padres? De momento las empresas de reformas nos tranquilizan al respecto confirmando que su trabajo más habitual es precisamente eliminar el gotelé.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

  • 5 curiosidades que no sabías de las décadas de los 50 y 60
    5 curiosidades que no sabías de las décadas de los 50 y 60

    Las décadas de los 50 y 60 son recordadas por multitud de hechos o eventos que cambiaron el mundo, pero... ¿alguna vez has pensado en todas esas cosas que no...

  • Las 5 canciones del verano más famosas de los años 70
    Las 5 canciones del verano más famosas de los años 70

    Con la llegada del verano, no solo llega el calor sino que también llega ese ritmo martilleante que inunda las televisiones y radios, la canción del verano....

  • Unas marcas de época
    Unas marcas de época

    La década de los 60 supuso el comienzo de una nueva era para España. El turismo y la economía estaban en auge, dando lugar a una década propicia para el...

  • Cine de barrio
    Cine de barrio

    No siempre había suerte con lo de las películas, pero qué emocionante era cuando, por ejemplo, llegabas un día al cine y allí, en la fachada, colgaban los...

  • Ir a la moda. ¡Uf, qué lío!
    Ir a la moda. ¡Uf, qué lío!

    Cuando eras un niño, la cosa desde luego se simplificaba bastante, entre otras cosas porque... SEGUIR LEYENDO

Comentarios