Plusesmas.com

REMEDIOS CASEROS

Trucos de la abuela contra los calambres

Trucos de la abuela contra los calambres

Un calambre se traduce en una contracción muscular repentina, aguda y muy dolorosa. Los deportistas, las mujeres embarazadas y especialmente las personas mayores son los colectivos más afectados, ya que entre las causas se barajan la mala circulación, una carencia de minerales o falta de hidratación en el cuerpo.

Para evitarlos o tratarlos hasta su completa desaparición, sigue los siguientes trucos de la abuela.

 

Cómo evitar o hacer desaparecer un calambre

  • Con calambres o sin ellos, todos los días deberíamos estirar cada una de las partes de nuestro cuerpo. La próxima vez que sufras un calambre, estira el músculo afectado en ese mismo momento y, a continuación, masajea y descarga. Aunque para evitarlos, lo ideal es que estires los músculos al menos una vez al día.
  • Caminar descalzo sobre las baldosas frías es una práctica muy beneficiosa para la circulación y evita la aparición de calambres.
  • Al ducharte, alterna agua caliente y fría; comienza con agua caliente durante un par de minutos, y, aunque te dé pereza, cambia al agua fría durante medio minuto más.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*