Plusesmas.com

ENTREVISTA

Juanma López Iturriaga: «Nuestra ayuda, por muy pequeña que sea, cuenta»

Juanma López Iturriaga: «Nuestra ayuda, por muy pequeña que sea, cuenta»

Leyenda del baloncesto, aunque seguramente a él no le guste decirlo, y, sobre todo, ídolo inolvidable de la hinchada madridista, lejos de las canchas Juanma López Iturriaga ha sabido utilizar su carácter simpático y abierto para moverse con soltura en los medios de comunicación. Ahora, además, como Amigo de UNICEF, ha vuelto a sacar a relucir su espíritu solidario, que, por lo que se ve, también maneja con absoluta maestría.

Cuando dejaste el baloncesto, ¿tenías claro cómo ibas a plantearte la vida a partir de entonces?

Pues tenía un cierta idea de que mi futuro estaba en los medios de comunicación, pero no veía más allá de ser comentarista deportivo. Luego vinieron cosas que no estaban en el guión. Afortunadamente.

¿Alguna vez echas en falta aquel pabellón de baloncesto Raimundo Saporta abarrotado de aficionados gritando a coro "Itu, Itu, Itu, Itu…" que, alguna vez que otra, vuelve a escucharse?

Que te coreen en tu campo es todo un subidón, pero procuro ser cada vez menos nostálgico. Aunque alguna vez todavía resuenan en mi cabeza aquellos cánticos.

Desde que colgaste las botas, allá por 1990, te has movido como pez en el agua en los medios de comunicación: prensa, radio, televisión... ¿En cuál de ellos te sientes más cómodo?

Cómodo me siento en todos, aunque lo que me produce más placer es la escritura. Es lo que primero hice y es lo que pretendo seguir haciendo hasta el fin de los tiempos. De los míos me refiero, je, je.

Lo que es evidente es que eres una persona muy activa que no ha dejado de hacer cosas. En esa incansable actividad tuya, ¿qué supuso para ti ser nombrado en 2014 Amigo de UNICEF Comité Español?

Pues un honor. Estamos hablando de una organización que hace un trabajo extraordinario y que está por todo el mundo. Que me consideren parte de su organización me llena, como al exrey, "de orgullo y satisfacción".

Aunque siempre has demostrado tu espíritu solidario, ¿crees que este nuevo reto le ha dado un sentido diferente?

Yo creo que todo el mundo en mayor o menor medida estamos dispuestos a ayudar. Lo que pasa es que a veces no sabes cómo. En eso he tenido suerte, pues UNICEF piensa por mí y me dirige en aquellas acciones que puedo ser más eficaz.

¿Cuál es exactamente tu labor como Amigo de UNICEF?

Pues un poco chico para todo. Participo en campañas de concienciación, actos de la organización y, sobre todo, en intentar trasladar la necesidad de ayuda que hay en tantos y tantos sitios de este desigual mundo.

De las muchas experiencias que has podido vivir con UNICEF hasta ahora, ¿quizá la que más te ha emocionado ha sido la de tu viaje a Liberia?

La verdad es que fue toda una experiencia el poder ver en vivo y en directo tanto la miseria masiva que se vive en ese país como el trabajo que se está realizando, a pesar de las infinitas dificultades con las que se enfrentan. No diré que me ha cambiado la vida, pero sí me ha provocado muchos tipos de emociones. Eso sí, volví más esperanzado al poder conocer a muchos niños a los que les ha cambiado la vida gracias a las aportaciones de mucha gente.

En alguna entrevista he leído una frase tuya realmente sobrecogedora: "Se me ha roto el corazón y un niño me lo ha reconstruido". ¿Tan impactante fue tu encuentro con los niños y niñas de aquel país africano?

Sí, sí. Además pude ver desde niños en muy mal estado, desnutridos y enfermos, a otros a lo que se les ha podido ayudar y su futuro se presenta con mejor cara. Los niños tienen una capacidad de recuperación asombrosa, lo cual nos da esperanzas. Solo necesitan que les echemos una mano.

¿Cuál es la conclusión esencial que has sacado de tu experiencia en Liberia?

Que nuestra ayuda, por muy pequeña que sea, cuenta. Cuando vas allí pones nombres y caras a niños, compruebas que no vamos a resolver en muchísimo tiempo todos sus problemas, pero sí podemos cambiar el futuro de muchos de ellos.

¿Cómo se puede concienciar a la gente de que es esencial ser solidarios para darles un futuro a esos niños y niñas que ahora ni siquiera tienen un presente?

Somos gente privilegiada por el simple hecho de haber nacido en una determinada parte del mundo. Otros no han tenido esa suerte y, ante tal injusticia, no podemos permanecer quietos. La pobreza, la desnutrición, la falta de educación no son maldiciones, sino el resultado de muchas cosas, algunas de las cuales tenemos en la mano arreglar.

Si no me equivoco, tu viaje a Liberia forma parte de la campaña Herencia y Legados que ha puesto en marcha UNICEF, y a la que ahora estás plenamente entregado. ¿Es así?

Por supuesto. ¿Hay algo mejor, por poner un ejemplo, que dejar este mundo con la imagen de unos niños sonrientes ante la apertura de su nueva escuela construida gracias a tu solidaridad? A mí al menos no se me ocurre. Creo que la parte fundamental de esa campaña es lo que se ha dado en llamar 'Testamento solidario'.

¿En qué consiste exactamente?

España es un país que vive de espaldas a la muerte. Nos da miedo, tanto, que a veces el simple hecho de hacer un testamento nos violenta. Las cifras de gente que no ha hecho testamento son escandalosas. Haciéndolo evitas muchos problemas. Esa es la primera fase de concienciación. Y la segunda, que la gente sepa que, cuando vaya a hacer testamento, tiene una gran oportunidad de dejar algo para niños que no tienen casi nada.

¿Qué les dirías a aquellos que creen que se trata de algo muy complicado, que solo les va a traer quebraderos de cabeza?

Pues que es casi más sencillo que tomarte una caña en un bar. A cualquiera que se le esté pasando por la cabeza, solo tiene que ponerse en contacto con UNICEF, y allí le explicarán que el proceso es simple y nada laborioso.

¿Y a los que les produce miedo o incertidumbre legar parte de sus bienes sin saber muy bien a qué o a quiénes van destinados?

Que confíen en el criterio de UNICEF, que ha demostrado a lo largo de muchos años su solvencia.

¿A quién van destinados?

A los niños.

¿Para qué?

Salud, educación, campañas de prevención de violencia, higiene, etc. En definitiva, posibilitar que muchos niños tengan un mayor numero de probabilidades de llevar una vida digna.

Esta nueva tarea solidaria con la que ahora estás comprometido de luchar y proteger los derechos de la infancia, ¿se ha convertido, casi sin darte cuenta, en parte esencial de tu vida?

No sé si esencial, pero sí importante, y a la que estoy dispuesto a dedicar todo el tiempo y esfuerzo que pueda y me dejen.

Y para finalizar, y ahora que nadie nos escucha, ¿te queda tiempo para 'echar' unas canastas con los amigos de vez en cuando?

Mi mente está en perfecto estado, pero mi cuerpo no tanto. Por eso me dedico a deportes menos exigentes. Eso sí, si veo un balón y tengo una canasta cerca, triple que te crió.

Y con tus compañeros de equipo, como Romay, Corbalán o Llorente, ¿sigues manteniendo relación o, como cuando jugabas, aún eres un "palomero", que prefiere vivir solo en la zona?

El palomero se iba pero siempre volvía. Por supuesto que sigo teniendo relación con la mayoría de mis compañeros. Son buena gente y, ya que me aproveché de ellos cuando era jugador, qué menos que compensarles ahora con mi sabiduría, je, je.

Texto: José Molina. Foto: UNICEF/Ruth Perche

Testamento Solidario: tu firma puede cambiar la vida de miles de niños

Si estás interesado en conocer más a fondo esta opción de colaborar en el futuro con UNICEF, llama al 913 789 555 o entra en www.unicef.es/testamentosolidario

Breve biografía de Juanma López Iturriaga

Nació el 4 de febrero de 1959 en Bilbao. Después de jugar en las categorías inferiores del colegio Loyola Indautxu de Bilbao, en la temporada 1976/77 se incorporó a la plantilla del Real Madrid, club en el que permaneció hasta la temporada 1987/88 y con el que logró un impresionante palmarés. Ha sido internacional en todas las categorías y 90 veces con la selección absoluta, logrando, por ejemplo, la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 84. Después de dejar el baloncesto, ha colaborado en diferentes medios de comunicación, tanto de prensa como de radio y televisión. Es autor de los libros 'Antes de que se me olvide' y 'Ahora que me acuerdo' (Ediciones Turpial, 2010 y 2014, respectivamente). En julio de 2014 fue nombrado Amigo de UNICEF Comité Español "por su trayectoria solidaria, que pone de manifiesto su compromiso verdadero para luchar y proteger los derechos de la infancia".

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Productos Álvarez Gómez CADA MES, SORTEAMOS UNA MAGNÍFICA
CESTA DE PRODUCTOS ÁLVAREZ GÓMEZ,
VALORADA EN 100 €

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso