Plusesmas.com

Biografía de Rudolf Nureyev

Rudolf Nureyev

FICHA PERSONAL

Nombre: Rudolf Nureyev
Nace: 17 de marzo de 1938
En: Irkutsk, Rusia
Muere: 6 de enero de 1993
Categoría: Cultura

Bailarín clásico ruso, está considerado como el mejor del siglo XX, uno de los mejores de todos los tiempos y el más influyente de la historia. Cambió la percepción del público acerca del ballet y consiguió que millones de personas se acercaran a este arte por su personalidad carismática y su dedicación infatigable.

Su vida y su trayectoria


Nació en Irkusk, una de las ciudades más importantes de Siberia, cuando su madre viajaba en tren para reunirse con su padre en Vladivostok, donde estaba destinado como comisario del Ejército Rojo.

Desde niño destacó en las danzas folklóricas, en la escuela, pero debido a la Segunda Guerra Mundial no pudo iniciar su formación como bailarín hasta 1955, en el Instituto Coreográfico de Vaganova, dependiente del Ballet Kirov, en Leningrado. A pesar de este comienzo tardío, enseguida destacó y empezó a interpretar papeles solistas (Don Quijote, El lago de los cisnes, La bella durmiente...).

Dos años después ya era uno de los bailarines rusos más conocidos. Esto significaba gozar de un estatus que, entre otras cosas, le permitía viajar fuera de la Unión Soviética. Pero la rebeldía de Nureyev hizo que se le prohibiera la salida de Rusia y se limitara su trabajo a actuaciones locales. Hasta 1961, en que a causa de una sustitución, bailó en París. Sabía que no volverían a dejarle salir de Rusia y decidió quedarse en la capital francesa. Había impresionado al público y a la crítica y esto, unido a la enorme repercusión pública de su deserción, hizo que inmediatamente lo contratara el Grand Ballet du Marquis de Cuevas. Estaba en condiciones de decidir dónde y con quién bailar.

Un año después, en 1962, conoció a Margot Fonteyn, una destacada bailarina británica que se convertiría en su compañera artística y amiga y que le introdujo en el Royal Ballet de Londres, al que permaneció vinculado durante toda su carrera desde entonces.

Colaboró con los mejores bailarines y coreógrafos de la época como Frederick Ashton, Rudi van Dantzig, Roland Petit, Maurice Béjart, George Balanchine, Glen Tetley, Martha Graham o Murray Louis y bailó como artista invitado para muchas compañías. También intervino en algunas producciones cinematográficas e incluso en televisión: en un episodio de los Teleñecos bailó con la cerdita Peggy. Fue filmado más que ningún otro bailarín hasta ese momento.

En 1983 fue nombrado director del Ballet de la Ópera de París, donde siguió bailando mientras pudo y produjo algunas de las obras más revolucionarias de su época. Enfermó de sida y su estado de salud le obligó a dejar el cargo, aunque permaneció como coreógrafo principal.

En 1992, en su última aparición unos meses antes de su muerte, recibió el trofeo de Caballero de las Artes y las Letras de Francia en un acto en el Palais Garnier de París en el que recibió una emocionante ovación del público.

Ver otras biografías de Cultura
Ver otras biografías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Productos Álvarez Gómez CADA MES, SORTEAMOS UNA MAGNÍFICA
CESTA DE PRODUCTOS ÁLVAREZ GÓMEZ,
VALORADA EN 100 €

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso