La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León inaugura un nuevo FISIOMER y la sede de ASPAYM Bierzo en Camponaraya (León)

lunes, 27 de julio de 2020

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León inaugura un nuevo FISIOMER y la sede de ASPAYM Bierzo en Camponaraya (León)

Isabel Blanco ha valorado la puesta en marcha por parte de ASPAYM de un nuevo FISIOMER en esa localidad, lo que permite acercar los servicios de fisioterapia a los residentes del medio rural para que puedan tener la mejor calidad de vida en sus entornos familiares. Además, esta iniciativa contribuye a fomentar la creación de empleo y fijar población en la zona.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, visitó las nuevas instalaciones de ASPAYM Castilla y León junto con el alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán, el presidente de ASPAYM Castilla y León, Ángel de Propios, y la directora general de ASPAYM Castilla y León, Anabel Pérez. Blanco ha tenido la oportunidad de conocer los distintos servicios que la entidad ofrece: atención personalizada en fisioterapia a través de FISIOMER, juventud y desarrollo asociativo, asesoramiento sobre asistencia personal, accesibilidad y productos de apoyo, voluntariado, inserción laboral e información sobre ayudas socio-sanitarias, con el fin de facilitar la información necesaria y poder derivar a los CEAS aquellos casos susceptibles de entrar a formar parte del sistema público de dependencia.

De hecho, en esta nueva sede de ASPAYM Castilla y León en Camponaraya se gestionarán, en materia de inserción laboral, los programas de Itinerarios Personalizados de inserción socio-laboral para personas con discapacidad (FSE) y jóvenes con discapacidad (YEI) con el fin de mejorar la empleabilidad del colectivo, programas cofinanciados por el Fondo Social Europeo e Iniciativa de Empleo Juvenil, y que gestiona la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León. Además, se llevarán a cabo programas como asesoramiento sobre accesibilidad y productos de apoyo, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de adaptación de espacios, productos y servicios y la eliminación de barreras arquitectónicas, así como sobre accesibilidad digital, para crear entornos digitales accesibles para todas las personas. Se trabajará con jóvenes con y sin discapacidad como apuesta de futuro para la transformación social, también a través de la promoción del desarrollo asociativo y el voluntariado.

Desde ASPAYM El Bierzo se prestará también especial atención a las mujeres con discapacidad, apostando por su participación en todos los ámbitos de la sociedad mediante iniciativas dirigidas a visibilidad su realidad y promoviendo la igualdad de oportunidades. Además, a través de ASPAYM Mayores, esta entidad pone en marcha un servicio para paliar la soledad de las personas mayores, uno de los males que afectan actualmente a la sociedad, pero también impulsa programas de detección de la violencia, especialmente la que sufren las personas con algún tipo de discapacidad.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades valoró el proyecto FISIOMER-Camponaraya con el que se pretende seguir acercando los servicios de fisioterapia en el medio rural, favorecer la generación de empleo y asentar población, así como mejorar la calidad de vida y el envejecimiento activo de los habitantes de esa zona. Con este nuevo FISIOMER son ya cinco los implantados en la Comunidad: Paredes de Nava (Palencia), Sahagún (León), Matapozuelos (Valladolid) y Villadiego (Burgos). En ellos, profesionales cualificados tratan de forma personalizada diferentes patologías como lesión medular, ictus, esclerosis múltiple, fracturas, pinzamientos vertebrales, artritis o artrosis y se evita que los pacientes deban desplazarse. Además, al favorecer el acceso a los servicios, se potencia la autonomía de las personas que residen en el mundo rural retrasando al máximo posibles situaciones de dependencia o intervenciones quirúrgicas, ayudando a prevenir futuras discapacidades y fomentando el envejecimiento activo lo que supone sin lugar a dudas, facilitar la vida a los usuarios y sus familias.

La iniciativa FISIOMER puesta en marcha por ASPAYM Castilla y León supone también una importante fuente de generación de empleo en el entorno rural y también para las personas con algún tipo de discapacidad: fisioterapeutas, celadores y otros perfiles que demandan estos centros además de los que generen los servicios que los usuarios de los mismos puedan demandar como son la ayuda a domicilio o la figura del asistente personal.

Además, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades destacó el compromiso de la Junta de Castilla y León con la importante labor que realiza ASPAYM Castilla y León, una entidad a la que la Gerencia de Servicios Sociales ha destinado el pasado año casi 2,6 millones de euros para: itinerarios de empleo (en los que en 2019 participaron 855 usuarios con 180 personas contratadas), el concierto de 86 plazas y diversas ayudas vinculadas para centros y servicios que han beneficiado a 260 usuarios. Finalmente, Blanco recordó que el 63 por ciento de las plazas residenciales y en centros de día para mayores y el 71 por ciento de los centros de mayores se encuentran precisamente en el medio rural.

ASPAYM Castilla y León

ASPAYM Castilla y León tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad y aunque en sus inicios la entidad se centró en la atención de personas con lesión medular de la comunidad, sin embargo, durante sus años de actividad ha ido evolucionando acorde con la sociedad, dando atención a todo tipo de discapacidad física (lesión medular, ictus, ataxia, etc.). Tras posicionarse en la comunidad como una entidad de referencia en el campo de la discapacidad, abre todos sus servicios a la sociedad en general, generando una metodología de trabajo inclusiva, donde todos tienen cabida.

En la actualidad cuenta con más de 2.000 socios en toda la comunidad y más de 300 trabajadores extendidos por sus delegaciones (Valladolid, León, Ávila, Burgos y Palencia, El Bierzo, Paredes de Nava, Sahagún, Matapozuelos y Villadiego). ASPAYM Castilla y León trabaja con nuevos proyectos para posibilitar la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad, acercarle al mundo real, y lograr que lleven a cabo cualquier tipo de actividad sin ninguna limitación.

Comentarios