ORPEA y Pulseras Candela: un proyecto solidario en el que los mayores colaboran en favor de niños con cáncer

viernes, 14 de febrero de 2020

ORPEA y Pulseras Candela: un proyecto solidario  en el que los mayores colaboran en favor de niños con cáncer

Con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil, ORPEA anuncia su colaboración con la Asociación Pulseras Candela, para ayudar en la recaudación de fondos para la investigación. Esta acción supone una nueva forma de abordar las relaciones intergeneracionales, al establecer lazos emocionales entre niños y mayores. Las residencias ORPEA se convierten además en puntos de donación donde se pueden adquirir las Pulseras Candela que confeccionan los mayores.

Con motivo de la celebración el próximo sábado 15 de febrero del Día Internacional del Cáncer Infantil, ORPEA anuncia su colaboración con la Asociación Pulseras Candela en un proyecto que va mucho más allá de una acción de responsabilidad social corporativa. En este proyecto solidario los residentes de los centros ORPEA colaboran  elaborando Pulseras Candela. Además, todas las residencias ORPEA en España pasan a ser también puntos de donación solidaria, ya que cualquier persona puede adquirir las pulseras Candela en los 49 centros que se reparten por toda la geografía española.

Esta acción, como las propias pulseras, se convierten en  un círculo virtuoso que teje nudos de esperanza y llena de ilusión dos lugares donde se recibe de una forma muy especial: los hospitales y las residencias de mayores. Esto supone una nueva forma de abordar las relaciones intergeneracionales, estableciendo lazos emocionales entre niños y mayores. En las relaciones intergeneracionales suelen ser los niños y jóvenes los que dedican tiempo con los mayores para darles cariño y alegría. En esta acción son los propios residentes los que aportan su tiempo, ilusión y esfuerzo para dar esperanza a los niños. Así lo explica el responsable de Comunicación de ORPEA Ibérica, Ricardo Buchó: “En ORPEA trabajamos diariamente para mantener las capacidades físicas y cognitivas de nuestros residentes, adaptando todas las actividades en función de su grado de autonomía y/o dependencia. Los mayores ayudan, según su perfil y capacidades, a confeccionar las pulseras Candela en los talleres de terapia ocupacional de las residencias (unos tejen, otros embolsan o cuentan abalorios…). De esta forma, mientras ellos se sienten motivados por ayudar a los niños, mejoran la concentración, la estimulación sensorial y cognitiva, y aumentan el grado de  socialización en los talleres de terapia. Además, ayudando a tejer nudos de esperanza se sienten útiles e importantes, y mejoran su autoestima, lo que repercute en su bienestar y calidad de vida”.

Además, las residencias ORPEA se han convertido también en puntos de donación solidaria donde todos, residentes, trabajadores y familiares, pero también personas externas a los centros, pueden adquirir una pulsera.

Según indica Ricardo Buchó, “la colaboración con Pulseras Candela se ha iniciado en 12 centros, y va a llegar en los próximos meses a las 49 residencias de ORPEA en España. Desde el punto de vista cuantitativo, se prevé que va a generar este año 500.000 euros en donativos, con 1.960 residentes en los programas de terapia ocupacional, dedicando 50.960 horas de voluntariado en la confección de pulseras y habiendo realizado 5.000 pulseras listas para su entrega”. El proyecto conjunto de Pulseras Candelas se cierra con el envío de los fondos recaudados a la Asociación Pulseras Candela, que los destina a la investigación del cáncer infantil.

Comentarios