TELEVISORES CON PANTALLA PLANA

Televisores con pantalla plana. ¿cuál elijo: LCD o plasma?

Televisores con pantalla plana. ¿cuál elijo: LCD o plasma?

¿Tiene todavía un televisor de tubo en el salón y está pensando en cambiarlo por uno de pantalla plana? Sepa que, aunque aparentemente todos sean iguales, tendrá que elegir entre dos tipos de tecnología: el LCD y el plasma.

Son más caros que los convencionales de tubo, pero los televisores de hoy son más atractivos de diseño, ocupan menos espacio porque son más delgados. Tanto los de LCDcomo los de plasmaganan cada día mayores adeptos gracias a la transición hacia la televisión digital de alta definición y al descenso paulatino en sus precios.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre uno y otro?Aunque muchos denominan genéricamente plasma a cualquier pantalla plana, ambas tecnologías funcionan de manera completamente distinta. La tecnología LCD es básicamente la misma que la de las pantallas planas de ordenador: moléculas de cristal líquido que cambian de orientación en función del voltaje que se les aplica. Su principal ventaja, además de su reducido tamaño, es el ahorro de energía y su larga vida útil, que puede legar a ser, incluso, el doble que la de plasma.

Las pantallas de plasmapor su parte se componen de miles de celdas entre dos vidrios con fósforo en su interior, que se estimulan por la descarga de plasma sobre ellas. Su precio suele ser más elevado, pero la calidad también. En concreto ofrece mayor ángulo de visión que una pantalla LCD, mejor contraste y más realismo en los colores mostrados.

El tamaño importa

Cual elegir dependerá especialmente del tamaño del televisor que se desee adquirir. Para las pantallas más grandes, las de plasma. Para las de menor tamaño, la mejor compra será una pantalla LCD.
¿Y cuál es el tamaño ideal?Para escoger el más idóneo hay que tener en cuenta el espacio disponible y, por supuesto, la distancia al sofá. Si esa distancia es inferior a tres metros, no compre aparatos de más de 36 pulgadas. Y si esa distancia no supera 1,5 metros, una pantalla de menos de 27” es más que suficiente.

Dónde y cómo colocar la pantalla

Para alcanzar la máxima calidad de visualización hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

• El entorno de la pantalla (pared, estantería, etc.) debe ser lo más "neutral" posible, en lo referente a colores y elementos decorativos.
• No recibir luz directa sobre la pantalla.
• Que no existan puntos de luz, o una ventana, al lado de la pantalla, que nos puedan deslumbrar.
• Evitar reflejos en la pantalla desde ventanas de la estancia donde se localice la misma.
• La luz natural y artificial deberá proporcionar una suave iluminación indirecta de ambiente y que no nos deslumbre.
• Que no haya zona de paso entre el punto de visualización y la pantalla. Por ejemplo, que no se tenga que pasar entre la pantalla y el sofá para ir de una habitación a otra.

Una vez decidida la localización de la pantalla, hay que proceder a su montaje existiendo varias alternativas. Los soportes de mesa/suelo nos permiten un fácil montaje sin instalación y una buena movilidad de la pantalla. El montaje de pared resulta muy estético y ocupa poco espacio. Aunque la pantalla quede fija, muchos soportes permiten ciertos ajustes tanto en lo referente a los ángulos horizontales como a los verticales. Los montajes de techo son muy útiles para zonas de mucho tránsito, o por ejemplo, en el dormitorio, donde querremos ver la televisión tumbados en la cama.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Comentarios