Medicamentos para adelgazar

Medicamentos para adelgazar

Los medicamentos para adelgazar son una ayuda, en ocasiones inestimable, para perder kilos. Pero, eso sí, es preciso que su uso sea indicado y controlado por un médico, dado que, como cualquier otro fármaco, tienen contraindicaciones y efectos secundarios.

El tratamiento de adelgazamiento con medicamentos resulta aconsejable cuando no da resultado la modificación de los hábitos alimentarios, combinada con ejercicio físico.

Podemos decir que hoy solo existe un principio activo indicado para adelgazar: orlistat, presente en dos productos (Alli y Xenical). El que también fuera un principio activo muy utilizado, la sibutramina, contenida en un producto llamado Reductil, fue retirado cautelarmente de las farmacias en 2010, a propuesta de la Agencia Europea del Medicamento.La suspensión cautelar de la comercialización de Reductil se debe a los efectos secundarios de la sustancia que contienen. Parece ser que los pacientes tratados con sibutramina tenían un mayor riesgo de accidentes cardiovasculares.

Por lo tanto, hoy el exceso de peso se trata con orlistat, que se presenta en dosis de 60 mg (Alli®) y 120 mg (Xenical®).

El orlistat impide la absorción del 30% de las grasas ingeridas, que son eliminadas con las heces. Entre sus efectos segundarios, figuran los problemas intestinales (flatulencia con descarga fecal, urgencia fecal, heces grasas, evacuación oleosa). Además, el uso de orlistat puede disminuir la absorción de vitaminas liposolubles.

La Agencia Europea del Medicamento autorizó en el primer semestre de 2009 la venta de Alli® sin receta, que contiene la mitad de dosis de orlistat que el medicamento Xenical®. Este fármaco está indicado para personas con un Índice de Masa Corporal igual o superior a 28, el tratamiento no debe superar los 6 meses, y ha de ir acompañado de una dieta y ejercicio.

En opinión de la OCU, la venta de este medicamento sin receta médica no beneficia a las personas con sobrepeso u obesidad, y en cambio expone a la población de manera innecesaria a los efectos adversos del medicamento y alimenta la idea, falsa, de que el sobrepeso se puede resolver a base de pastillas y sin supervisión médica.

No obstante, también se utilizan para el control de la obesidad los fármacos catecolaminérgicos, que aumentan la actividad del sistema nervioso, lo que consigue aumentar el gasto energético y disminuir el apetito. Dentro de este grupo están las anfetaminas, fenilpropanolamina, efedrina, dietilpropión, fentermina, fenmetrazina, etc.

Por otra parte, los fármacos serotoninérgicos tienen como objetivo reducir el apetito, pero muchos se retiraron por sus efectos secundarios.

Artículo recomendado

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

¿Por qué no apostar por un regalo diferente y especial en tu aniversario de boda? Este año sorprende a tu pareja con Regalo Azul de UNICEF, un regalo con el...

Relacionados

Comentarios