Cambiso en nuestro cuerpo

La sexualidad tras la menopausia

La sexualidad tras la menopausia

Tanto los hombres como las mujeres presentan desniveles hormonales. Deben conocer que, en algunos casos, el deseo desciende, lo cual no es sinónimo de problemas sexuales.

El descenso del deseo sexual durante tanto en hombres como en mujeres es una reacción normal que puede paliarse, gracias a los avances de la medicina. El ímpetu y el deseo son reacciones bioquímicas y las hormonas tienen mucho que ver. Sin embargo, cada uno de nosotros puede cambiar el modo de interpretar la intensidad de las relaciones, evitando comparar el desempeño sexualactual con el que se tenía con veinte años, y lo que antes era ímpetu juvenil y exceso de deseo ahora podemos transformarlo en ternura, experiencia y erotismo maduro. De este modo se establecerá un tipo nuevo de sexualidad que proporciona grandes placeres, disfrutar sin prisas y sin exigencias, desarrollando una relación más tranquila, placentera, armoniosa, incluso creativa y, sobre todo, más tierna y respetuosa. Se goza con las caricias, el juego erótico y el cariño. La sexualidad compartida y explorada con amor proporciona increíbles sensaciones.

No obstante, para algunas mujeres el sexo pierde interésa medida que se hacen mayores. Para otras, por el contrario, se liberan y revitalizan sus relaciones sexuales. Por lo tanto, no debemos culpar a la menopausia y a las carencias hormonales de la falta de deseo, ya que hay otras razones responsables de un empobrecimiento de la sexualidad, como pueden ser problemas conyugales, familiares, sociales o económicos.

Según los estudios recientes sobre la respuesta sexualy salud de personas maduras, las mujeres que se mantienen alegres, activas y que disfrutan con su pareja se sienten más vitales y definen sus relaciones como placenteras y plenas, no presentando, en general, más problemas ginecológicos que cualquier otra mujer más joven.

Victoria Artiach. Psicóloga y psicoterapeuta.

Relacionados

Comentarios