SUPERAR EL INSOMNIO

Fatiga y alteraciones del sueño

Fatiga y alteraciones del sueño

Alrededor de la mitad de las personas mayores de 75 años padece insomnio, y una tercera parte toma medicamentos para dormir. Sin embargo, son pocas las que sufren realmente falta de sueño. Superar el insomnio es posible si tenemos en cuenta algunas reglas.

Las costumbres cambian con la edad. Las personas mayores duermen menos por la noche, y su sueño se ve interrumpido por frecuentes desvelos. Durante el día, por el contrario, aumenta su necesidad de dormir la siesta. Esta tendencia aumenta con los año. La causa más frecuente de que muchos mayores duerman mal o se sientan cansados al despertarse o a lo largo del día son la ansiedad y los dolores reumáticos. Para dormir bien, conviene seguir algunas pautas:

  • Hacer ejercicio físico suficiente. La actividad física provoca un cansancio al final del día que favorece el sueño.
  • Acostarse y levantarse a horas regulares. Levantarse tarde no compensa el insomnio.
  • No acostarse muy temprano. Al cabo de ocho horas, como media, ya no se tienen ganas de dormir, así que uno se despierta demasiado pronto.
  • Guardar un horario regular para las comidas y cenar pronto, si es posible, para adaptarse al reloj biológico.
  • No renunciar a una siesta corta, de una media hora, ya que no perjudica el sueño nocturno y compensa su falta durante la noche.
  • Evitar el café, el té o los refrescos excitantes a partir de las 16 horas.
  • Renunciar a las cenas abundantes: su digestión aumenta la temperatura corporal y altera el sueño.
  • En caso de reflujo gastro-esofágico, no tomar alcohol ni comidas excitantes por la noche.
  • Acostarse transcurridas unas cuatro horas desde la cena y dormir semi-incorporado.
  • Para relajarse y bajar la temperatura corporal, es recomendable ducharse con agua templada
  • Cerrar las cortinas y bajar las persianas durante la noche y abrirlas por la mañana para dejar entrar la luz. La diferencia de luminosidad favorece el sueño.
  • Por último, dormir con ropa suficiente, mantas o un buen edredón y en una habitación ventilada, en la que el aire se renueve completamente una vez al día. Una emperatura de 16 a 18 grados durante la noche es bastante. Al irse a dormir, es necesario que la temperatura corporal pueda bajar progresivamente, por lo que no es recomendable abrigarse en exceso.

Artículo recomendado

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

¿Por qué no apostar por un regalo diferente y especial en tu aniversario de boda? Este año sorprende a tu pareja con Regalo Azul de UNICEF, un regalo con el...

Relacionados

Comentarios