Técnicas de imagen para diagnosticar la incontinencia

Técnicas de imagen para diagnosticar la incontinencia

Para realizar el diagnóstico de la incontinencia urinaria puede utilizarse la ecografía, la urografía ultravenosa, cistografía miccional y la uretrocistocopia o cistouretroscopia.

CONTENIDO AUDIOVISUAL
➤ Vídeo: ¿Qué es la incontinencia de vejiga?
➤ Vídeo: Qué es la enfermedad pélvica inflamatoria?

Ecografía del aparato urinario
La ecografía es una prueba habitual en medicina que permite distintos órganos del cuerpo, su forma, tamaño y la presencia de masas en ellos y descartar cualquier alteración.

La ecografía se realiza por medio de un aparato llamado sonda ecográfica que el médico coloca sobre la piel. Para que la imagen se pueda ver es necesario que entre el aparato y la piel exista un gel especial. Esta sonda manda unos sonidos (ecos) hacia el interior que al chocar con los órganos, le son devueltos de forma que en un monitor se dibuja la forma del órgano.

La ecografía requiere que la paciente acuda a la exploración con la vejiga llena, por tanto debe beber abundante agua antes de la realización de la misma, para llegar con ganas de orinar.

Urografía ultravenosa
Prueba radiológica cuyo objetivo fundamental es la valoración de las vías urinarias (riñón, vejiga y uréteres) del aparato urinario.

La prueba se realiza mediante la inyección de un contraste que se introduce en la vena normalmente del brazo, con un contraste especial, que será eliminado por el riñón y dibujará su aparato urinario.

Durante la prueba, el radiólogo le pedirá que se mueva de un lado a otro y que tome distintas posiciones. También le pedirán que no respire durante unos segundos, durante los cuales dispararán la radiografía.

Al final del examen es posible que le pidan que orine para hacerle una radiografía con la vejiga vacía.

Cistografía miccional
Consiste en la introducción de contraste en la vejiga a través de una sonda y la posterior realización de radiografías. La cistografía convencional indica la presencia de reflujo, alteraciones en la morfología vesical, dilatación de la uretra proximal o posterior, obstrucción orgánica del tracto urinario inferior y, en la fase posmiccional, valora el residuo posmiccional.

Uretrocistocopia o cistouretroscopia
Es un procedimiento que permite al médico visualizar el interior de la vejiga y de la uretra detalladamente, utilizando un endoscopio especial (un tubo con una cámara usado para realizar exámenes y cirugías) denominado cistoscopio que se introduce a través de la uretra hasta llegar a la vejiga.

Relacionados

Comentarios