Oído: elegir al especialista

Oído: elegir al especialista

La puesta a punto del audífono es una operación delicada.

Hay que elegir bien al audioprotesista porque es necesario un ajuste minucioso y complejo del audífono.

Para elegir bien al audioprotesista, lo mejor es preguntar a algún conocido que ya lleve audífono y, si está satisfecho, acudir al mismo especialista que él. Las personas que llevan aparato deben ir al audioprotesista varias veces, porque la puesta a punto del audífono es una operación muy delicada: se requiere tiempo y ajustes minuciosos y bastante complejos para adaptarlo a la capacidad de audiciónde cada uno. No está de más que, para afinar la adaptación, se concierten paralelamente algunas citas con el ortofonista.

En las tiendas de audioprótesis, se pueden encontrar, además del audífono, otros recursos que facilitan la vida a las personas con problemas de audición.

El audífono se debe llevar siempre puesto, lo mismo que las gafas, y no quitárselo más que para dormir. De este modo, la adaptación será mejor y más rápida. Con él, vuelven a oírse los ruidos de fondo, que habían desaparecido, y el cerebro tiene que volver a aprender a seleccionar de manera normal la información auditiva que recibe, para extraer de ella lo que considera realmente importante. Si el audífono no se lleva de forma permanente, el cerebro no puede restablecer esta función: reconocer de nuevo normalmente las palabras, una vez recuperada la audición de los sonidos agudos.

Leer más artículos sobre problemas de oído
Problemas más frecuentes del oído
Sordera: una limitación
Cómo cuidar el oído: consejos prácticos

Relacionados

Comentarios