Plusesmas.com

ESPERANZA DE VIDA

Jubilarse no significa envejecer

Jubilarse no significa envejecer

El aumento de la esperanza de vida y la mejora de las condiciones en todos los sentidos han conseguido rejuvenecer a los que hoy alcanzan la edad de jubilación.

Nadie identifica hoy a un jubilado de 65 años con un anciano: le queda mucho por vivir y, habitualmente, su estado de salud físico y mental está intacto.

Según los últimos datos del INE, la esperanza de vida en España aumentó en casi tres años entre 1992 y 2005 hasta superar los 80 años Las cifras reflejaban una disminución de las tasas de mortalidad -sobre todo entre los más mayores-. Y parece que la tendencia seguirá en el futuro.

Teniendo en cuenta que en España, la actividad laboral se prolonga hasta los 62,9 años en el caso de los hombres y hasta los 61,5 en el caso de las mujeres, unas cifras, en general, más elevadas que en otros países de la Unión Europea, la esperanza de vida se prolongará ¡durante treinta años!

Pero además, la imagen y la edad del jubilado tampoco es la misma que años atrás. Muchas personas mayores de 65 años trabajan. Médicos, actores, juristas, catedráticos de universidad e incluso los políticos –basta con echar un vistazo a los escaños del Congreso o del Senado- permanecen activos laboral y vitalmente después de alcanzar la edad oficial de jubilación. Otros, por el contrario, son apartados de la actividad laboral a edades prematuras, debido a problemas graves de salud, prejubilaciones o expedientes de regulación de empleo. La jubilación, por tanto, no tiene por qué identificarse con edad avanzada.

 

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso