Plusesmas.com

Viajar al extranjero tras la jubilación

Viajar al extranjero tras la jubilación

Para los nuevos jubilados, España se queda pequeña. Quizás por ello, los maduros son cada día más aficionados a desplazarse al extranjero. Sus estancias en los destinos elegidos son más largas e invierten más dinero para disfrutar de sus días de asueto fuera de nuestras fronteras.

El hecho de poder disfrutar de vacaciones fuera de la temporada alta es un buen motivo para plantearse un viaje al extranjero. Quizás por ello, cada día es más frecuente que las personas mayores, tras su jubilación, accedan a las innumerables ofertas turísticas que pone a su alcance, a precios más económicos, países alejados y sugerentes culturas.

Los estudios oficiales sobre el tema ponen de manifiesto que las estancias fuera de nuestras fronteras son algo más prolongadas para las personas que superan los 55 años, pero además, también reflejan una realidad: gastan un poco más que los más jóvenes, eligiendo mejores hoteles y servicios. Frente a los 86,3 euros diarios que se invierten como media las personas comprendidas entre los 25 y los 44 años, los seniors de más de 55 desembolsan cada día que pasan fuera de su país de residencia 109,7 euros, es decir, 23,4 euros más por día.

Esta tendencia de mayor gasto se mantiene una vez que se accede a la jubilación. Aunque se viaja menos, también “echan la casa por la ventana” cuando se desplazan fuera de España y sus gastos son también superiores a la media nacional.

Cabe recordar que para viajar por Europa existe la Tarjeta Sanitaria Europea. Esta contempla al visitante como si fuera un ciudadano más del país al que viaja en lo referente a cuestiones sanitarias, de forma que si la consulta o la intervención tiene un coste en el país de destino, el enfermo no tendrá que desembolsar el importe correspondiente.

Por otro lado, España tiene acuerdos bilaterales con países no comunitarios. El Ministerio de Trabajo e Inmigración ofrece en su página web (www.mtin.es) información detallada de cada uno de ellos, en algunos casos se ofrece asistencia completa a los viajeros y otras veces solo a los trabajadores españoles en el exterior y a sus familiares. En aquellos países en los que no hay acuerdo, resulta recomendable un seguro de viaje que nos cubra el ingreso en un hospital, una consulta médica o el traslado en ambulancia tras un accidente.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso