Teleasistencia avanzada: el futuro de la seguridad y la atención

Teleasistencia avanzada: el futuro de la seguridad y la atención

El servicio de teleasistencia ha ido avanzando desde hace unos años y es necesario que se adapte todavía más a las nuevas demandas de la sociedad actual. Es necesario mirar con optimismo y proactividad el aumento de la esperanza de vida y la longevidad en nuestro país.

Los datos son importantes para replantearnos los servicios y adaptar las tecnologías, así como los recursos humanos y materiales para dar una mayor calidad en la atención. Por ello, cabe resaltar que, en España, más de 850 000 personas mayores de ochenta años viven solas (dato del INE) y cada vez es más apreciable la situación de soledad no elegida y los dificultades que esto conlleva para tener un pleno estado emocional, social e incluso físico, que es a lo que deberíamos tender como sociedad avanzada.

Dotar de calidad en las diferentes etapas de la vida y apoyar el que, en todas las edades, las personas tengamos objetivos y aspiraciones debería ser un planteamiento a cumplir desde los diferentes actores sociales y organismos tanto de naturaleza pública como privada.

Es necesario, por tanto, mirar con optimismo, pero siendo conscientes de los nuevos retos y objetivos e intentar paliar el aislamiento social, la soledad y la dificultad que en muchas ocasiones aparecen para realizar gestiones y trámites sanitarios y administrativos necesarios para poder beneficiarse de prestaciones y servicios tanto públicos como privados.

La teleasistencia ha pasado de contar con un pulsador que conectaba con la Central de Atención para dar respuesta mediante los profesionales de atención, a desarrollar diferentes sensores y detectores que alertan a la central de situaciones como caídas, geolocalización mediante sistema GPS, sensores de movimiento, detectores de humo, etc.

En las últimas generaciones en cuanto a avances, se pueden destacar, además del aumento de diferentes profesionales de atención en los equipos multidisciplinares (psicólogos, terapeutas ocupacionales, técnico de emergencias, etc), el dar un paso más en la investigación y puesta en marcha de diferentes avances tecnológicos como los siguientes:

  • Uso de las TIC por parte de adultos mayores y personas dependientes o con diversidad funcional
  • Aplicaciones informáticas de interfaces gráficas
  • Telemonitorización de la salud: telerehabilitación y medición de las constantes vitales, pulseras biométricas, etc.
  • Sistemas alternativos y avanzados de teleatención.
  • Estimulación cognitiva mediante uso de tabletas, etc.

Con esto se intenta unir el factor humano con el avance de las telecomunicaciones y la informática, en beneficio de una mejor y mayor calidad de vida, seguridad y tranquilidad de los adultos mayores y personas dependientes en nuestro país, algo que nos enriquece y fortalece como sociedad.

Donde solicitar el servicio de teleasistencia a nivel público:

https://sede.madrid.es/sites/v/index.jsp?vgnextoid=91316cf6eed2f310VgnVCM1000000b205a0aRCRD&vgnextchannel=a569a38813180210VgnVCM100000c90da8c0RCRD

https://www.comunidad.madrid/servicios/asuntos-sociales/guia-practica-dependencia#servicios-atencion

Información de interés:

https://www.imserso.es/imserso_01/documentacion/estadisticas/ssppmm_esp/2015/st/index.htm

https://sid-inico.usal.es/noticias/imserso-habilitara-un-servicio-de-teleasistencia-avanzada-para-discapacitados-2/

María José Rivas

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios