¿Has probado las videollamadas?

Cómo seguir en contacto con mis nietos desde casa

Cómo seguir en contacto con mis nietos desde casa

El coronavirus nos ha dejado sin contacto físico, pero hay otras formas de seguir en contacto con tus nietos.

Esa unión entre abuelos y nietos es indestructible y no va a romperse en estas semanas en las que el estado de alarma por el coronavirus nos ha dejado a cada uno en su casa. No podemos compartir abrazos, besos y achuchones, pero sí muchas otras cosas. Es el momento de echar mano de todos los recursos a nuestro alcance, incluida la imaginación, para que abuelos y nietos sigan en contacto.

Abuelos y nietos a distancia pero en contacto

Permanecer cada uno en su casa es el mejor método de protección en esta pandemia que ha puesto nuestras vidas patas arriba. Pero que estemos separados no quiere decir que rompamos el contacto. Al contrario, ahora más que nunca tenemos que cuidar de los nuestros aunque sea a través del teléfono. Y el teléfono es precisamente la primera opción que se nos ocurre para que abuelos y nietos sigan teniendo el contacto que necesitan.

A los más mayores les decimos, ¿sabes lo que puede hacer un teléfono móvil hoy en día? Porque no se trata únicamente de poder llamar a tus nietos y hablar con ellos todo el tiempo que quieras gracias a la tarifa plana, se trata de que también os podéis enviar fotos, mensajes y vídeos. ¿Y qué me dices de las videollamadas? Si no sabes cómo hacerlo, aprovecha estos días para explorar las funciones de tu teléfono. Al otro lado están tus nietos con las instrucciones que necesitas para hablar con ellos como si estuvierais en la misma casa.

Los abuelos que tienen nietos en la distancia ya conocerán la cercanía que proporcionan las nuevas tecnologías y como estos días no hay nada mejor que mantener la cabeza ocupada, puedes dedicarlos a ponerte al día. Pero más allá del contacto virtual, hay otras formas de relacionarse con los nietos en la distancia. Necesitarás a la persona que haga de enlace entre las dos casas, pero a través de ella podéis seguir conectados.

Y así no solo te llegará a tu casa comida o medicamentos, sino también la mejor medicina, la que más necesitas, que son esos dibujos hechos por tus nietos o esas cartas escritas a mano como antes. Puede que incluso te lleguen esas galletas que han estado horneando por la mañana. Y viceversa, que los abuelos también pueden hornear, escribir y dibujar. A través de la pantalla o a través del corazón, pero el coronavirus no va a romper ese vínculo especial que tienes con tus nietos.

 

Relacionados

Comentarios