Perro de aguas irlandés

Perro de aguas irlandés

Bueno, obediente y fiel son las principales cualidades que hacen del perro de agua irlandés un excelente compañero tanto en casa como en familia.

Dotado de un excelente olfato y rastreo, este excelente compañero de caza es capaz de rastear aves acuáticas con gran eficiencia. Pelaje: Pelo bastante grueso y algo graso. Color: Negro o marrón, siempre oscuro.
Inteligente y dócil, el Perro de agua irlandés es un animal que presenta facilidades para ser adiestrado.

Su resitencia derivada de su herencia genética hacen de este un perro de caza resistente e insensible al clima. Además, su pelaje es impermeable al agua, lo que le hace moverse ´como pez en el agua´ por terrenos pantanosos.
Debidamente entrenado, rastrea, saca a las aves de los escondites y cobra después del tiro, incluso en el mar.

Origen:

El Perro de agua irlandés es conocido desde hace siglos por sus habilidades en la caza de nutrias. Era el máximo representante de los antiguos perros de agua que habitaban las regiones costeras en Europa. A partir de 1850, esta raza se crió junto con diferentes variedades locales, y se fue consolidando.

Tamaño:

Los machos entre miden entre 53-59 cm de altura, las hembras entre 51-56 cm.

Peso:

Entre 20 y 29 kg.

Comentarios