Consigue un toque de distinción

Consigue un toque de distinción

Se acerca el invierno y, con él, el momento de una puesta a punto que nos permita estar radiantes en las fiestas navideñas. Consigamos un destello de vitalidad, iluminando nuestra piel y cabello con la ayuda de la cosmética.

Mascarillas, ampollas, serum, correctores. Todos los recursos al alcance de nuestra mano para lograr que, pese al frío, presentemos un aspecto atractivo y luminoso en las celebraciones familiares que acompañan a la Navidad.
Para el rostro
Empieza cuidando los ojos, ayudándote de un producto antiojeras, aunque sigue teniendo vigencia el tradicional método de combatir ojeras y bolsas con compresas frías empapadas en lociones calmantes, como, por ejemplo, el agua de manzanilla. Su efectividad está avalada por la Asociación Española de Dermatología (AEDV) .

Sigue con la piel del rostro y asóciate a los fondos de maquillaje que unifican el tono y embellecen la piel. También en invierno son recomendables los autobronceadores, si se quiere tener un color más saludable. Y los polvos, sueltos o compactos, si el objetivo es logar un acabado aterciopelado.

Al maquillaje base añadamos el denominado «maquillaje de acentuación», para ojos, mejillas y labios. Elige sombras que, además de color, aporten brillo. Para realzar la mirada, máscara de pestañas, imprescindible, según los más importantes maquilladores. Para encender las mejillas, nada como un colorete que vaya en consonancia con el tono del fondo de maquillaje.

Las barras de labios, con un toque final de gloss, o simplemente de brillo, y la laca de uñas, incolora, en colores claros o más audaces, son también imprescindibles para lucir nuestras mejores galas.

Para el cabello
De nada sirve un buen maquillaje si el cabello no está en consonancia. Para momentos especiales, además de champú, acondicionador y otros básicos, la cosmética capilar nos ofrece muchas novedades para conseguir un resultado favorecedor y glamouroso.

Recuerda siempre que en estas fechas podemos permitirnos una ligera audacia y algo de fantasía, pero por supuesto sin caer en excesos que, a ciertas edades, serían algo grotescos. Pasadas las fiestas, todos los productos seguirán siendo útiles y necesarios. Algunos simplemente habrá que aplicarlos con mayor discreción de lo que lo hacemos en las fechas señaladas y otros servirán para eliminar o atenuar los rasgos de fatiga, iluminar el aspecto apagado o revitalizar el cabello. Siempre perfectas.

Lola Pérez Collado

Relacionados

Comentarios