UNA VOZ DE ALARMA SOBRE NUESTRO ESTADO GENERAL

Tu boca dice mucho de tu salud

Tu boca dice mucho de tu salud

Problemas cardiovasculares, diabetes, déficits vitamínicos, osteoporosis, trastornos alimentarios… El estado de tus dientes y encías revela muchas cosas al dentista acerca de tu salud general.

«¿Se ha hecho usted una densitometría alguna vez?», le preguntó el Dr. Álvaro Frutos, estomatólogo madrileño, a Carmen Nieto, de 59 años, mientras le hacía una rigurosa limpieza bucal, intentando frenar la enfermedad periodontal avanzada que la afectaba y que ya se había cobrado varias piezas dentales. La pregunta no era fortuita. El Dr. Frutos sabía que la misma osteoporosis (pérdida de masa ósea) que aumenta el riesgo de fractura de cadera o muñeca en las mujeres menopáusicas afecta también a los dientes y la mandíbula en muchos casos.

Y es que, si nuestros ojos son el espejo del alma, nuestra boca es reflejo de nuestra salud. Encías inflamadas o sangrantes, caries, dientes que parecen aumentar de tamaño, pérdida de piezas dentales, mal aliento... pueden indicar serias enfermedades además de osteoporosis. Si una boca en mal estado es casi siempre consecuencia de una mala higiene dental (cepillado insuficiente o inadecuado, no utilizar el hilo dental...), también podemos estar perjudicando nuestra salud general simplemente con nuestra rutina bucal diaria.

«Cada vez que nos cepillamos los dientes, especialmente si existe inflamación en las encías (gingivitis), penetran algunas bacterias en el torrente sanguíneo», explica el Dr. Álvaro Frutos. «No voy a decir que es algo positivo, porque no lo es, pero sí es algo normal», añade. Sin embargo, ese efecto podría explicar un sorprendente estudio publicado en la revista Circulation que asocia problemas dentales comunes con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular (relacionada con inflamación crónica silente) y sus secuelas de infartos e ictus. Lo más llamativo de este estudio: el estado de nuestros dientes y encías predice mejor la enfermedad cardiovascular que otros factores, como las tasas de colesterol, los niveles de triglicéridos (otros lípidos asociados al riesgo de infarto e ictus) o los niveles de un factor de coagulación sanguínea (fibrinógeno).

Detectives de bata blanca

Cada vez más los dentistas y periodoncistas damos la voz de alarma a los internistas respecto de posibles problemas sistémicos (que afectan a todo el organismo) de nuestros pacientes», explica el Dr. Frutos. «Estoy seguro de que, a medida que se acumulen las evidencias sobre la relación entre salud dental y salud general, habrá cada vez más odontólogos diagnosticando problemas que afectan al resto del organismo. Eso es lo que se enseña hoy en las escuelas de odontología. Hace apenas diez años, la boca se consideraba casi como un universo aparte del resto del cuerpo».

Marisol Guisasola

Artículo recomendado

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

¿Por qué no apostar por un regalo diferente y especial en tu aniversario de boda? Este año sorprende a tu pareja con Regalo Azul de UNICEF, un regalo con el...

Relacionados

Comentarios