Plusesmas.com

ARTERITIS

Arteria de la temporal, arteritis de células gigantes y polimialgia reumática

Arteria de la temporal, arteritis de células gigantes y polimialgia reumática

Qué es, causas y tratamiento de la arteria de la temporal, arteritis de células gigantes y su relación con la polimialgia reumática.

Arteritis de la arteria de la temporal o arteritis de células gigantes

El término 'arteritis' hace referencia a la inflamación de las arterias. Esta se produce por una reacción del sistema inmunológico (que es normalmente el encargado de defendernos de infecciones y de los organismos extraños a nuestro cuerpo), que no reconoce las células que forman las paredes de las arterias y reacciona contra ellas como si fueran organismos extraños. En función de cuáles sean las arterias alteradas o de qué alteraciones se detecten, en el estudio microscópico se da un nombre u otro a la arteritis.

En el caso de la arteritis de células gigantes, la afectación ocurre predominantemente en las arterias que llevan la sangre a la cabeza (y en raras ocasiones a los miembros superiores). La arteria que más frecuentemente se afecta es la temporal (que lleva sangre a la cara), y cuya afectación en sí no suele asociarse a secuelas graves. Sin embargo, la arteritis de células gigantes puede afectar también a las arterias que llevan sangre al cerebro, produciendo infartos cerebrales, al ojo, provocando ceguera por afectación del nervio óptico (neuritis isquémica), o a la parte superior de los brazos, produciendo impotencia para el funcionamiento normal.

Para evitar los problemas terminológicos, muchos médicos denominan a la afectación de varios vasos (e incluso a la propia afectación de la arteria temporal) 'arteritis de células gigantes' o 'arteritis de Horton'.

Causas de la arteria de la temporal o arteritis de células gigantes

La arteritis de células gigantes o «arteritis de la temporal» se produce principalmente en personas mayores de 55 años; de hecho, es mucho más frecuente en personas mayores de 65. La manifestación clínica más frecuente es dolor de cabeza de inicio reciente (no presente en épocas anteriores), distinto a los dolores que el paciente tenía previamente, de localización temporal (en las sienes), de características opresivas o pulsátiles, continuo y que puede extenderse a la cara o al cuello.En ocasiones, hay dolor al tocar el cuero cabelludo. En algunos casos, puede notarse un endurecimiento al palpar la arteria en la zona lateral de la frente. Los pacientes pueden quejarse de dolor y de cansancio al masticar o al hablar, de problemas para tragar, de fiebre, de dolores musculares, de inflamación articular, de cansancio o de pérdida de peso.

El principal problema (hasta en la mitad de los casos) es que las arterias que van al cerebro o al ojo puedan afectarse. Lo más habitual es la afectación de las arterias que irrigan el nervio óptico y que clínicamente se manifieste como una pérdida de la agudeza visual, aunque en ocasiones pueden asociar ceguera de todo o de parte del campo visual. En unos 5 casos de cada 100, puede también haber afectación del cerebro en forma de ictus. Aunque son raros, se asocian a mucha de la mortalidad que produce esta enfermedad.

Es por estas últimas complicaciones por lo que es importante tratar la arteritis de la temporal agresivamente con corticoides o sustancias antiinflamatorias.

Qué es la polimialgia reumática y qué relación tiene con la arteritis de la temporal o arteritis de células grandes

La polimialgia reumática es una enfermedad inflamatoria, al igual que la arteritis de la temporal, pero que afecta a las articulaciones. En este caso, las células inmunes no los reconocen como propios y reaccionan contra los tejidos blandos que forman las articulaciones, como las cápsulas articulares, ligamentos y membranas sinoviales, y fascias que envuelven a los músculos. También se presenta en personas mayores de 50 años, siendo más frecuentes en las mujeres. Puede ocurrir conjuntamente con la arteritis de la temporal (50% de las arteritis de la temporal tienen polimialgia y, aunque las cifras son muy variables, se puede estimar que un 20% de los pacientes con polimialgia tienen arteritis de la temporal).

Los síntomas principales son dolor en los hombros (especialmente y característicamente en ambos lados) y de las caderas, rigidez de cuello impotencia en la elevación de los hombros, cansancio continuo, fatiga tras la realización de movimientos y pérdida de apetito. Al paciente le duele por la noche y se levanta «como rígido» por la mañana. La sensación de rigidez y la incapacidad para hacer sus tareas habituales va mejorando a lo largo de la mañana y a medida que el paciente se mueve. Este nota que si lleva un tiempo inactivo, esta clínica empeora. Característicamente, esta rigidez es dolorosa y no limita la movilización por otra persona de las articulaciones. Generalmente, los pacientes están con esta sensación durante 1 mes.

En ocasiones, puede aparecer dolor al palpar los músculos y, a veces, se acumula un poco de líquido en articulaciones como las rodillas o las de los pies.

Cómo se diagnostica la arteritis de la temporal y la polimialgia reumática

Dado que son enfermedades inflamatorias, los parámetros de inflamación que pueden medirse en un análisis de sangre están elevados. La prueba concreta de la analítica sanguínea que mayor valor tiene es la velocidad de sedimentación eritrocítica; de hecho, su elevación acompañada de una clínica sugestiva ya es una indicación del inicio del tratamiento. En la analítica de sangre, se solicitan otros parámetros que sirven para descartar enfermedades parecidas, como la inflamación de los músculos por virus, o incluso el hipotiroidismo.


En el caso de la arteritis de la temporal, también tiene gran importancia en el diagnóstico la realización de una ecografía de la arteria temporal, que permite visualizar todo el trayecto de la arteria. Esta técnica, en manos expertas, puede tener mejores resultados que la realización de una biopsia para analizar la arteria porque, dado que la afectación de las paredes de la arteria suele ser parcheada, al biopsiar puede que se escoja una zona no afectada. Cuando existen dudas, la ecografía puede también ayudarnos a seleccionar la región de arteria que nos puede dar más información en la subsecuente biopsia.

Sin embargo, a pesar de los avances, en casos donde haya dudas, el diagnóstico definitivo debe seguir realizándose mediante el estudio histológico de la biopsia.  

Tratamiento para la arteritis de la temporal y la polimialgia reumática

Al ser enfermedades inflamatorias, tienen una respuesta muy buena a corticoides. Los corticoides son fármacos que disminuyen de forma muy potente la actividad de nuestro sistema inmune.


En el caso de que exista arteritis de la temporal, la dosis de corticoides que se administra es elevada, ya que se corre el riesgo de que se presenten complicaciones, como ceguera o infarto cerebral. Además, por ese riesgo de complicación grave o mortal, es importante iniciar el tratamiento de manera precoz (generalmente incluso antes de hacer la biopsia). El tiempo que deben estar estos pacientes con esta medicación puede ser largo (a veces años), lo que con frecuencia se asocia a desarrollar efectos secundarios, así que su retirada debe hacerse de manera progresiva. Uno de los efectos adversos más frecuentes en los pacientes con arteritis es la aparición de osteoporosis. Por ello, es importante que tomen junto al corticoide suplementos de calcio (salvo contraindicación de su médico), y en ocasiones se añaden vitamina D y bifosfonatos (que son medicaciones que fortalecen el hueso). A veces, se añade también aspirina al tratamiento.

En el caso de la polimialgia reumática, las dosis de corticoides son más bajas y su duración dependerá del control que consigamos de la clínica. Al igual que en el caso anterior, la retirada se tiene que hacer de manera lenta. Para tratar el dolor, su medico le dirá que puede tomar analgésicos habituales, como ibuprofeno o paracetamol, con una pauta adecuada.

Texto:
Dra. Irene Pulido Valdeolivas
Dr. David Gómez Andrés
Dra. Estrella Rausell
Facultad de Medicina (Universidad Autónoma de Madrid)

Relacionados

  • ¿Cómo afecta la edad al corazón y a las arterias?

    ¿Cómo afecta la edad al corazón y a las arterias?

    El corazón es una bomba orgánica. Progresivamente va perdiendo células musculares y parte de su flexibilidad y capacidad para contraerse.

  • Arteritis de Takayasu

    Arteritis de Takayasu

    La arteritis de Takayasu al igual que la arteritis temporal es una arteritis de células gigantes. Este tipo de enfermedades está caracterizado por la afectación de arterias de gran y mediano calibre y por la formación de acúmulos de células inflamatorias en los vasos lesionados que se denominan granulomas.

  • Arterioesclerosis

    Arterioesclerosis

    Etimológicamente, arterioesclerosis significa endurecimiento de las arterias. Clásicamente, en el término arterioesclerosis se incluyen tres entidades diferentes: aterosclerosis, esclerosis de la media o enfermedad de Mönckeberg y arteriolosclerosis. Te contamos todo sobre la arteriosesclerosis.

  • ¿Cómo se manifiesta un problema en las arterias?

    ¿Cómo se manifiesta un problema en las arterias?

    El síntoma básico es el dolor.

  • Arteritis temporal o arteritis de Horton

    Arteritis temporal o arteritis de Horton

    La arteritis temporal, al igual que la arteritis de Takayasu es una arteritis de células gigantes. Este tipo de enfermedades está caracterizado por la afectación de arterias de gran y mediano calibre y por la formación de acúmulos de células inflamatorias

  • ¿Qué es la polimialgia reumática?

    ¿Qué es la polimialgia reumática?

    La Doctora Estrella Rausell, Catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, nos explica qué es y por qué se produce la polimialgia reumática, una enfermedad poco conocida pero que afecta a personas de más de 50 años.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Productos Álvarez Gómez CADA MES, SORTEAMOS UNA MAGNÍFICA
CESTA DE PRODUCTOS ÁLVAREZ GÓMEZ,
VALORADA EN 100 €

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso