Así es la anatomía de la columna cervical

Así es la anatomía de la columna cervical

La columna cervical está compuesta por los primeros siete huesos de la columna vertebral y se extiende de la base del cráneo hasta la parte superior de la columna torácica. Cada una de las primeras dos vértebras tiene una forma y una función únicas.

La columna cervical está compuesta por los primeros siete huesos de la columna vertebral y se extiende de la base del cráneo hasta la parte superior de la columna torácica. Cada una de las primeras dos vértebras tiene una forma y una función únicas.

El cráneo se apoya en la primera vértebra, denominada atlas, que sirve de eje. Su diseño permite que la cabeza se mueva hacia delante y hacia atrás, como cuando asentimos con la cabeza. El axis se asienta detrás del atlas y está diseñado para girar. La apófisis odontoides se articula con el atlas para permitir que la cabeza gire de lado a lado, como cuando negamos con la cabeza.

Cada una de las cinco vértebras restantes tiene una estructura para soportar el peso. Estas vértebras están rodeadas de músculos, ligamentos, vasos sanguíneos y nervios. Además, los discos intervertebrales que separan las vértebras actúan como amortiguadores de choque de la columna. El diseño de las vértebras cervicales brinda soporte estructural, y permite una flexibilidad importante de la cabeza y el cuello.

Comentarios