Alimentacion para el cerebro

Arándanos, amigos del cerebro

Arándanos, amigos del cerebro

¿Existe algo capaz de revertir el deterioro de la memoria y la coordinación motora en las personas mayores? Por lo visto, el extracto de arándanos sí puede.

En un estudio encargado por el Departamento de Agricultura del Gobierno de los EEUU, tres grupos de ratas de edad avanzada recibieron una dieta suplementada con arándanos, fresas o espinacas (vegetales ricos en antioxidantes), durante 8 semanas. Un cuarto grupo recibió la misma dieta, sin los suplementos.

¿Resultados?

  • Los tres grupos que tomaron los vegetales mejoraron en indicadores clave de deterioro debido a la edad.
  • Los ratones que recibieron los suplementos de arándano consiguieron las puntuaciones más altas en pruebas de equilibrio y de coordinación.
  • Los que recibieron respectivamente arándanos y fresas fueron los que más protección evidenciaron frente al estrés oxidativo cerebral.
  • En pruebas de memoria, los tres grupos que recibieron los suplementos superaron al grupo que no los había recibido.
  • Los investigadores comprobaron la presencia de vitamina E (antioxidante clave relacionado con mayor protección frente al Alzheimer) en los cerebros de los que tomaron los suplementos.

Los antioxidantes protegen el organismo frente al estrés oxidativo, uno de los procesos biológicos implicado en el envejecimiento y en el desarrollo de numerosos trastornos neurodegenerativos.

Cuando una célula convierte el oxígeno de la sangre en energía, se generan pequeñas moléculas llamadas radicales libres. En cantidades normales, los radicales libres ayudan al organismo a eliminar toxinas. Sin embargo, en grandes cantidades (que se generan como consecuencia del estrés, de tomar el sol en exceso, de la contaminación...) producen estrés oxidativo, que daña la maquinaria celular del organismo, conduce al deterioro o la muerte celular y a una serie de daños en los tejidos.

Los autores del estudio creen que los fitoquímicos (sustancias químicas naturales) presentes en frutas y verduras como el arándano, las fresas y las espinacas poseen propiedades beneficiosas que van más allá de la actividad antioxidante.

 

Relacionados

Comentarios