Plusesmas.com

CONSEJOS

Piernas hinchadas: cómo tratarlas

Piernas hinchadas: cómo tratarlas

¿Sufres hinchazón de piernas constante o con demasiada frecuencia? Sigue las siguientes recomendaciones y di adiós a las piernas hinchadas.

Cuando se sufre de piernas hinchadas o existe una tendencia familiar a sufrirlas hay que cuidarse más que si nunca se ha pasado por el trance. Me propongo exponeros una docena de consejos para que la tarea sea más sencilla.

Tanto si ya se padece, como si es incipiente o se quiere prevenir, estos pequeños trucos ayudan a mejorar la retención de líquidos en las piernas.

Consejos para prevenir y remediar el hinchazón de piernas

  • Baños “de contraste”. Pueden realizarse en la ducha y consisten en alternar agua fría y agua caliente para activar toda la circulación en venas y arterias, fortaleciendo las paredes venosas, al contraer y relajar toda la trama vascular. El baño de agua caliente es de 3 a 10 minutos, combinado con entre 30 y 60 segundos de agua fría. No hace falta una temperatura muy baja, si no se aguanta; que haya contraste es suficiente. Se puede empezar por los pies y poco a poco continuar subiendo hasta donde se aguante.
  • Baños de sal. Si se tiene bañera en casa, los baños de sal en agua tibia son muy buenos para la circulación. Ha de contener abundante sal (unos dos kilos; puede usarse sal marina común o mezclarla con sales aromáticas) generando un proceso osmótico en el cuerpo. Se trata de un sistema de defensa celular donde se equilibra la presión interna de la célula con el exterior. Producen que el líquido extracelular retenido pase dentro de la célula para usarlo, metabolizándolo o desechándolo por las vías comunes como es el torrente sanguíneo o la orina.
  • Aceites esenciales. Los aceites esenciales contienen propiedades que se pueden usar en masaje en la ducha o en un buen baño. Se venden en herbolarios y puede comprarse el aceite esencial puro, mezclándolo con un aceite base para los masajes en piernas hinchadas. Por ejemplo, el aceite de toronja o más comúnmente conocido como pomelo tiene propiedades muy beneficiosas, como eliminar la celulitis y ser depurativo contra la retención de líquidos. Pero hay muchos aceites, incluso con diversos beneficios combinados como la naranja, los aceites cítricos o la cola de caballo.
  • Infusiones, frutas y verduras. La alimentación sana favorece la eliminación de líquidos y puede reducir, por tanto, las piernas hinchadas. Hay infusiones y tés con propiedades beneficiosas para nuestro propósito. El té verde, por ejemplo, tiene propiedades diuréticas, por lo que estimula el drenaje de líquido corporal. La cola de caballo es una hierba silvestre que ayuda a la eliminación de toxinas, igual que la infusión del perejil, también con propiedades drenantes. Por su parte, la piña (natural, no preparada) favorece la eliminación de toxinas, y entre horas es un gran remedio contra de la retención de líquidos. En cuanto a las verduras, las de hoja verde, como rúcula, espinaca o canónigo, son más beneficiosas.
  • Masajes drenantes. Este tipo de friegas, que se realizan con movimientos ascendentes hacia los ganglios, alivian los síntomas de las piernas hinchadas ya que el líquido se moviliza físicamente. Si el profesional es de confianza debería realizar un pequeño diagnóstico para determinar cuánto tiempo y con cuánta frecuencia necesitaría cada persona el masaje.
  • Piernas en alto. Las piernas hinchadas están más cansadas; se agotan enseguida al caminar. Una solución casera es ponerlas en alto, ya sea un ratito en el sofá, apoyadas en la pared con la espalda en el suelo o elevadas por cojines al dormir. Hay que intentar no bloquear la zona de la cadera para aliviar la hinchazón, teniendo las piernas relajadas sin tenerlas en tensión para no bloquear tampoco las rodillas, con unos 30º de elevación es suficiente. Si, además, se realizan pequeños giros de tobillos, se ayuda al bombeo sanguíneo y movilización de la linfa.
  • Medias de compresión. Aprietan suavemente la pierna para que la sangre circule mejor hacia arriba. Al haber diversos grosores y presiones, el/la médico u ortopedista pueden recomendar la más conveniente para cada caso. Lo mejor es colocarla justo después de la ducha por la mañana, habiendo recibido agua fría, ya que la pierna estará lo más deshinchada posible. Cuando ya está hinchada no hace el mismo efecto, e incluso puede perjudicar y doler más.
  • Ejercicio. El ejercicio físico, como la natación, favorece la eliminación y el movimiento del líquido, siendo muy bueno para estimular el drenaje en piernas hinchadas. El  yoga, por ejemplo, tiene estiramientos controlados que ayudan a quitar bloqueos en músculos y articulaciones que también son impedimentos de la eliminación de líquido. Dependiendo de cada persona le vendrá mejor un tipo de ejercicio u otro.
  • Beber agua. Hidratarse es importante para no acumular toxinas en el espacio intercelular, que obstaculiza la eliminación de líquido y por lo tanto favorece tener piernas hinchadas. Además, si se añade un poco de zumo de limón o rodajas de pepino hace un efecto drenante por sus propiedades. La cantidad optima son dos litros, pero depende mucho de lo saludable que sea la dieta: comiendo verduras y frutas se necesita menos agua. Lo importante es acostumbrar al cuerpo, aunque no se tenga sed, insistiendo durante al menos dos semanas para que empiece a utilizar esa agua en beneficio propio y no la deseche: el cuerpo necesita tiempo para entender puede usar el líquido extra que recibe. Por esta razón, al principio uno se hincha, va mucho al baño… pero poco a poco el cuerpo saca beneficio de ese aporte de agua que antes no tenía.
  • Ritual Ayurveda. Esta terapia india milenaria es un tratamiento muy completo que trabaja el cuerpo en todos los niveles: emocional, energético, mental, físico y estético. Tiene muchos beneficios gracias a las sales y aceites específicos que se utilizan, por ejemplo elimina tensión emocional  y depura el organismo ya que elimina toxinas. Lo especial de este tratamiento para personas con piernas hinchadas es que trabaja desde todos los frentes: drena, desintoxica, moviliza el líquido y, por si fuera poco, es muy desestresante.
  • Drenaje linfático manual. Los masajes drenantes son primordiales al tratar las piernas cansadas. Se obtiene alivio inmediato, ya que actúa directamente sobre el sistema nervioso. Efectivos en el primer estadio de la celulitis, cuando hay una retención de líquido extracelular joven, y poco eficaz en piernas con celulitis muy avanzada.  Es un masaje suave, a diferencia de lo que suele creerse, que moviliza la circulación y el líquido retenido hacia los ganglios linfáticos para desecharlo. Duran entre 45 y 90 minutos, ya que no se puede drenar con maniobras rápidas, sino que es un ritmo lento para realizarlo adecuadamente.
  • Reflexología podal. La reflexología yuda a activar la circulación de todo el cuerpo y trata el problema de retención de líquidos generalizado. Esta técnica de masaje usa los puntos reflejos del pie para estimular todos los órganos que ayudan al proceso de eliminación de líquidos, como los riñones, y diagnosticar el estado general del cuerpo.Dependiendo de la gravedad de las piernas hinchadas es conveniente realizar sesiones de una vez a dos veces por semana, hasta quitar los efectos más visibles y mejorar aspecto. Si la causa o el problema inicial es persistente, como por ejemplo tener tendencia hereditaria o medicación crónica, se deben tener sesiones “de recuerdo” que eviten que desemboque en un problema mayor.

Maribel Corpa, experta en bienestar y belleza y cofundadora de la cadena Templo del Masaje.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*