Diversidad funcional: tipos de discapacidades y cómo solicitar una discapacidad

Diversidad funcional: tipos de discapacidades y cómo solicitar una discapacidad

Cuando una persona tiene una discapacidad se enfrenta a importantes retos en su vida. No obstante, muchas personas en esta situación han conseguido mucho más de lo que podían haberse imaginado; por ejemplo, Beethoven compuso algunas de sus mejores obras, como la “Oda a la alegría”, cuando estaba casi totalmente sordo.

¿Qué es la diversidad funcional? 

Se trata del nuevo término que sustituye a discapacidad. El objetivo es promover una visión positiva al hablar de "diferentes capacidades", pues las personas contamos con capacidades diferentes a otras, lo que nos hace únicos.

La diversidad funcional es la diferencia de funcionamiento de una persona al realizar las tareas cotidianas, provocado porque alguna de estas capacidades no se ha desarrollado o se han perdido, lo que dificulta el desarrollo de la actividad de una persona.

Detallamos a continuación una tipología básica de discapacidad en cuanto al área que afecta:

  • Motora: cuando queda afectado el aparato locomotor. Esta alteración dificulta o imposibilita la movilidad funcional de una o varias partes del cuerpo.
  • Sensorial: Cuando las limitaciones afectan alguno de los cinco sentidos. En esta área podemos incluir discapacidad visual (pérdida o disminución de la visión) o discapacidad auditiva (pérdida o disminución de la funcionalidad del sistema auditivo, lo que implica también dificultades comunicativas).
  • Psíquica: debido a ciertos trastornos mentales se provocan dificultades en la conducta adaptativa y de relación.
  • Intelectual: conlleva limitaciones en las habilidades cognitivas, lo que provoca dificultades en aprendizaje, comprensión o interacción con el entorno.
  • Orgánica: corresponde con aquellas limitaciones funcionales y estructurales en alguno de los sistemas cardiovasculares, hematológicos, inmunológicos, respiratorios, digestivos, metabólicos, endocrinos y genitourinarios.
  • Múltiple: se caracteriza por la presencia de distintas discapacidades.

Actualmente, se dispone de un gran número de organizaciones, productos y servicios para mejorar la autonomía de las personas con diversidad funcional.

Además, se puede solicitar un certificado de discapacidad, que es un documento público que se otorga para acreditar un porcentaje de discapacidad reconocida, siendo el mínimo un 33 %. Dicho reconocimiento de la discapacidad sirve para obtener el acceso a los beneficios, derechos y servicios acorde al grado que se ha valorado en cada caso.

¿Cómo solicitar el reconocimiento del grado de discapacidad?

1. Presentación de solicitud ante el órgano competente de la comunidad autónoma.

La tramitación puede ser presencial o telemática. En los portales de las diferentes comunidades autónomas podemos obtener información sobre cómo solicitarlo; por ejemplo, a través de los siguientes enlaces: Madrid , CataluñaCastilla y León, Castilla La ManchaAndalucíaLa Rioja.

Como se indica en la propia solicitud, se tendrán que aportar los documentos que acrediten la identidad del interesado o autorizar consulta de los mismos. Además, se adjuntarán informes justificativos médicos, psicológicos, psiquiátricos...

2. Citación en Centro Base de Valoración de discapacidad de la comunidad autónoma.

La valoración se lleva a cabo por parte de un equipo multidisciplinar formado por un médico, un psicólogo y un trabajador social, a fin de realizar una valoración integral, tanto física y psíquica como social.

El grado de discapacidad que se va a obtener se realizará conforme a los criterios y baremos recogidos en la legislación.

3. Resolución del reconocimiento de grado.

Tras la valoración del expediente, se elabora dictamen y se emite la resolución correspondiente, que se notifica al considerarse como persona con discapacidad cuando supere el 33 %.

Además, en la valoración se incluye la puntuación obtenida en los baremos para determinar la necesidad de apoyo de otra persona o dificultades de movilidad.

En algunas comunidades existe la tarjeta de discapacidad para las personas que ya tienen reconocido un grado de discapacidad que puede utilizarse para acreditar que se tiene una discapacidad reconocida.

4. Revisión del grado de discapacidad.

La discapacidad podrá ser revisada, previo aviso del plazo, si se prevé una mejoría.

El interesado podría solicitar una revisión si viera agravado su estado de salud. Habrá que esperar dos años desde que se dictó la resolución, excepto en los casos en los que se acredite error en el diagnóstico inicial o que haya habido cambios importantes que afecten a esa discapacidad.

¿Qué beneficios supone tener el grado de discapacidad?

Dependiendo del grado que se haya reconocido y si cumplen con los requisitos estipulados, las personas a las que se le reconoce el grado de discapacidad pueden acceder a ciertos beneficios. entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Acceso a las medidas de fomento del empleo para personas con discapacidad.
  • Adaptación del puesto de trabajo.
  • Adaptación de pruebas selectivas en el acceso al empleo público.
  • Jubilación anticipada.
  • Acceso a la vivienda de protección pública.
  • Subvenciones y ayudas de carácter individual: tratamientos rehabilitadores, productos de apoyo, accesibilidad y adaptaciones en el hogar...
  • Tratamientos rehabilitadores y de apoyo.
  • Recursos y apoyos educativos.
  • Pensión no contributiva por invalidez.
  • Prestaciones económicas y sociales para personas con discapacidad: Asistencia Sanitaria y Prestación Farmaceútica y Subsidio de Movilidad y Compensación para Gastos de Transporte.
  • Prestaciones familiares: asignación económica por hijo o menor con discapacidad, o mayores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior a 65 %.
  • Ampliación del periodo de descanso por maternidad en los supuestos de discapacidad del hijo o menor acogido.
  • Ingreso en centros especializados.
  • Deducciones o exenciones de diferentes impuestos, como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Impuesto sobre el Valor Añadido y Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.
  • Tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida.
  • Reducciones en medios de transporte.
  • Otras ayudas y servicios para el colectivo de personas con discapacidad, ya sean públicos o de iniciativa privada.

Todo lo anteriormente expuesto contribuye a favorecer el bienestar de la persona con diversidad funcional, sin olvidar que uno de los factores que puede ser más relevante es que las personas de su entorno y la sociedad en general coopere y apoye de la manera correcta y la persona con discapacidad reciba las herramientas necesarias para que se mantenga su autonomía personal y se fomente su autodeterminación, participación e integración social.

Judit Vilches Checa
Trabajadora social

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios