Padres dependientes: ¿Cómo lo vive la familia?

Padres dependientes: ¿Cómo lo vive la familia?

Que nuestros padres puedan envejecer a nuestro lado, si ello es posible, puede ser una oportunidad excelente para devolver, solo en una mínima parte, lo que ellos hicieron por nosotros. Si podemos ayudarlos sabiendo cómo hacerlo y cómo ha de ser nuestra actitud más positiva, este inevitable proceso será mucho más llevadero para todos.

Son tiempos en los que la familia se pone a prueba. Todo el sistema familiar se ve afectado y pasa por fases parecidas a las del propio cuidador. Los hijosse enfrentan a la enfermedad del abuelo/a y pueden no estar preparados. Para la pareja, es una carga más, que puede estar agravada por las antiguas desavenencias o sentimientos negativos. Se debe asumir el cuidado de nuestros padres, pero también se deben repartir las tareas entre los hermanos si los hay y si pueden. Hace falta buena voluntad por parte de todos de forma integral.

Cuando ya no se valen por sí mismos, las manifestaciones de amorson tan importantes como la atención física.

Teresa (40 años), además de estar abrumada por el trabajo, vive con su madre diabética, quien poco a poco ha ido sufriendo un deterioro físico irreversible. Esta situación exige cuidados especiales. Estuvo hiperactiva, confusa y agotada. Un día tomó conciencia de que era más agradable acariciar y abrazar a su madre que protestar. Ahora dice cosas como: «A pesar de lo duro que es enfrentarme a su enfermedad, esta circunstancia nos ha dado la oportunidad de expresar lo mucho que nos queremos, y esto compensa todos los sinsabores».

Si no se los puede atender en casa, por razones diversas, es bueno pedir ayuda, buscar una residencia que cuide adecuadamente todas las necesidades básicas, pero además es imprescindible rodearlos de amor y compañía.


Victoria Artiach Elvira. Psicóloga-psicoterapeuta.

Relacionados

Comentarios