La enfermedad de Parkinson: síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento

La enfermedad de Parkinson: síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento

¿Qué es la enfermedad de Parkinson? ¿Cómo se origina? ¿Cómo se diagnostica? ¿Cuáles son sus características principales? ¿Cuál es la evolución de los enfermos? ¿Y su tratamiento?

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo del sistema nervioso central que afecta principalmente al componente automático del movimiento. Su control se regula en la zona subcortical del cerebro, lugar donde se encuentra el hipocampo, el cerebelo, la amígdala cerebelosa y los ganglios basales, todos elementos imprescindibles para el equilibrio y la marcha automática.

A nivel estadístico, es la tercera enfermedad neurológica más frecuente en geriatría, después de la demencia y el accidente cerebrovascular agudo. Afecta al 1-2 % de las personas mayores de 60 años, existiendo una mayor prevalencia conforme avanza la enfermedad, y teniendo un pico de máxima frecuencia a los 70 años.

Sus síntomas más relevantes son:

  • Trastornos de la marcha.
  • Trastornos de la postura.
  • Rigidez.
  • Bradicinesia  o lentitud de los movimientos voluntarios.
  • Temblor en estado de reposo.
  • Y desafortunadamente, una degradación de la autonomía al poco tiempo.

 NOTA: Estos síntomas y el grado de cada uno dependerá de la evolución de cada caso diagnosticado, así como de la intervención sanitaria y social que tenga y/o tendrá. Y por otro lado, hay que tener en cuenta dos puntos:

1) NO todas las personas mayores que tiemblan tienen Parkinson, pues existen temblores asociados a otras enfermedades y etapas de la vida. Por ejemplo, un temblor muy frecuente es el temblor senil, que a menudo puede aparecer en otro familiar, y que no se acompaña de la gravedad del resto de los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

2) Las patologías en las que la enfermedad de Parkinson NO es la causa principal. ¿Qué quiere decir esto? Pues que puede ser un síntoma asociado a otros males (como por ejemplo, un ictus), o bien puede ser el efecto secundario de un fármaco que bloquea los receptores dopaminérgicos (lo explicaremos más adelante), y que así dé lugar a un Síndrome Parkinsoniano, el cual es semejante a la Enfermedad de Parkinson, pero no es permanente, sino que dura un tiempo limitado.         

¿Cómo se origina la enfermedad de Parkinson?

La causa de esta enfermedad es por el momento desconocida. Se cree que hay un cierto patrón hereditario, pero todavía se están investigando diferentes hipótesis acerca de su origen. Eso sí, hay una línea de investigación que indica la existencia de un factor causante combinado, que incluye la predisposición genética junto con influencias víricas y ambientales.

También se sabe que se produce como consecuencia de la existencia de un déficit de los receptores dopaminérgicos o dopamina, los cuales son los neurotransmisores esenciales para la regulación de los movimientos. Este desgaste de dopamina da lugar a la aparición de los síntomas característicos de la enfermedad, con alteraciones en la velocidad, en la calidad y en el control de los movimientos, de la estabilidad postural, de las habilidades cognitivas y de la expresión de la afectividad.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Parkinson?

Su diagnóstico a nivel clínico es muy complicado cuando está en fase inicial, sobre todo porque se presenta de forma atípica y con síntomas muy comunes en las personas, tales como dolores en varias articulaciones, síndrome depresivo, etc., sumado además a que puede aparecer de forma insidiosa, muy variada y poco específica. Y no solamente esto. También suele ser de predominio unilateral y puede destacar, a menudo, un síntoma sobre los demás, de manera que posiblemente haya una gran variación entre los distintos pacientes. Entonces, y en resumidas cuentas, es altamente difícil conseguir el diagnóstico precoz. No obstante, y aun con todo, numerosos científicos siguen trabajando y buscando métodos para conseguir detectarla en la fase pre-sintomática.

Características principales de la enfermedad de Parkinson

Desde el punto de vista clínico, la enfermedad de Parkinson se caracteriza por la presencia de al menos dos de los siguientes síntomas y signos, y que ya hemos mencionado con anterioridad:

  • Acinesia o falta de movimiento.
  • Rigidez.
  • Temblor de reposo.
  • Trastornos de la postura.
  • Trastornos de la marcha.

 NOTA: Hay que entender que una cosa son las evidencias de la enfermedad y otra distinta es pensar que, por culpa de los movimientos y la expresión verbal lenta que presentan las personas con enfermedad de Parkinson, la gente piense que el paciente también tiene sus capacidades mentales afectadas, pareciendo así que las personas con enfermedad de Parkinson están sufriendo demencia. ESTO NO ES ASÍ. El paciente todavía conserva su lucidez, pero es prisionero de su cuerpo, o mejor dicho, es cautivo de un implacable engranaje que alterna los momentos de lentitud y rigidez con otros normales. Por lo tanto, se trata de un ritmo irregular, despiadado para el paciente y difícilmente soportable para su entorno, al que le cuesta a veces comprenderlo.

La persona con enfermedad de Parkinson pasará por momentos en los que se encontrará normal y otros, en los que presentará mucho temblor y mucha lentitud, como si vistiera una armadura completa que le impide moverse y expresarse con normalidad. La expresión puede mostrar una cara sin expresión o que no muestre ninguna emoción, lo que no significa que el paciente no entienda, sienta y comprenda todo lo que ocurre a su alrededor.

¿Cuál es la evolución de las personas con enfermedad de Parkinson?

La evolución de la enfermedad es progresiva, aunque varía mucho de unos casos a otros.

Se establecen dos tipos de evoluciones: una lenta (diez o más años) y otra rápida (menos de cuatro años). En general, en las personas mayores, la evolución suele ser lentamente progresiva, pudiendo pasar entre diez y quince años desde que se diagnostica la enfermedad hasta los estadios avanzados.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad de Parkinson?

Su tratamiento es complejo. Y  su pronóstico, aunque es difícil de conocer cuando se presenta la enfermedad, depende en parte del tratamiento inicial. La terapia farmacológica modifica sustancialmente su evolución, mejorando la calidad de vida del paciente, pero no hay ningún tratamiento médico que cure la enfermedad.  

Desde el punto de vista socio-sanitario, cuando los profesionales tratan a un paciente con enfermedad de Parkinson, estos tienen en cuenta el estado en que se encuentra el sujeto, recaban información sobre cuál ha sido su evolución desde que fue diagnosticado y hacen una valoración completa que abarque todos los aspectos del individuo, ya que la enfermedad de Parkinson puede afectar a todas las actividades relacionadas con su vida diaria, a todas las ocupaciones y trabajos diarios de los pacientes, e incluso afectará a todas las personas que conviven con la persona que sufre la enfermedad. En este sentido, no obviarán ningún dato e información a la hora de tratar a una persona con enfermedad de Parkinson.   

Conclusiones

La enfermedad de Parkinson, aunque a priori parezca algo complejo, no por ello hay que mirarlo con miedo. Aunque no haya cura definitiva, siempre se pueden establecer tratamientos e intervenciones que pueden hacer que la calidad de vida de nuestro paciente sea buena, e incluso, podemos conseguir que la enfermedad avance lo más lentamente posible. Para conseguir estos dos objetivos, hay varias cosas que podemos tener en cuenta a la hora de trabajar y convivir con alguien que cumpla este perfil.

Salvador Alexander
Terapeuta ocupacional y actor

BIBLIOGRAFÍA: 

- Terapia Ocupacional en Geriatría: 15 Casos Prácticos. Begoña Polonio López, Pilar Durante Molina y Pilar Pedro Tarrés. Editorial Médica Panamericana.

- Apuntes de Geriatría. Unidad didáctica. Javier Gómez Pavón (2008). Universidad Castilla-La Mancha.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios