Homeopatía ¿medicamento o placebo?

Homeopatía ¿medicamento o placebo?

Mientras que la homeopatía aumenta su implantación en numerosos países, siguen siendo muchos los que consideran que esta rama de la medicina alternativa no es más que una pseudociencia.

La polémica que siempre ha acompañado a la base científica de la homeopatía se ha reavivado recientemente a raíz de un informe de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña en el que desaconseja la financiación pública de estas terapias y de los hospitales británicos homeopáticos. Una de las mayores controversias se centra en el rigor de los estudios que avalan su utilidad y en el efecto terapéutico de los remedios elaborados con concentraciones muy diluidas de principio activo. Para algunos, “medicina de agua”, puesto que la concentración del supuesto principio activo es infinitesimal y carece un principio activo que desencadene una respuesta fisiológica en el organismo que mejore el estado de salud.

Quizás por todo ello, y por numerosos estudios realizados sobre más de cien ensayos clínicos, han dado base a los sectores más críticos para concluir que los efectos beneficiosos de la homeopatía son comparables al placebo, es decir, sustancias totalmente neutras que solo son capaces de provocar efectos por sugestión.

Sin embargo, son también muchos quienes defienden la existencia de diversos estudios en animales que muestran la efectividad de la homeopatía en la reducción del colesterol, tratamiento de intoxicaciones, prevención de la mastitis posparto, supervivencia al fibrosarcoma implantado y efecto antitumoral… Además, sostienen que, según un estudio termodinámico en soluciones acuosas, realizado por V Elia y Niccoli en 1999, se demostró que las diluciones y agitaciones pueden alterar permanentemente las propiedades fisicoquímicas del agua como solvente.

Igualmente. Otros estudios experimentales muestran que los resultados de la homeopatía son superiores a los del tratamiento convencional con costes similares o inferiores.

Relacionados

Comentarios