LESIONES CON RIESGO

Tengo un lunar. ¿Puede ser cáncer de piel?

Tengo un lunar. ¿Puede ser cáncer de piel?

La Doctora Estrella Rausell, Catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, nos explica cómo podemos aprender a identificar un lunar sospechoso de poder convertirse en un cáncer de piel.

Los lunares hacen referencia en el argot popular a las lesiones hiperpigmentadas (de color más intenso que el resto de la piel) las cuales son bastante frecuentes y en la mayoría de los casos, no son ningún tipo de cáncer de piel. Sin embargo en algunas ocasiones estas lesiones hiperpigmentadas pueden esconder cáncer de piel. Por ese motivo es conveniente que nuestro médico de cabecera las revise durante las visitas habituales.

Nosotros mismos también podemos revisarnos estas manchas para identificar aquellas que pudieran ser peligrosas. Para ello es importante conocer los datos que nos deben hacer buscar una consulta rápida con nuestro médico. Las lesiones con mayor riesgo de ser un cáncer son aquellas que cumplen los siguientes signos de alarma:

  • Aumentan bruscamente de tamaño en poco tiempo
  • Tienen bordes irregulares
  • Superficie irregular
  • Aquellas que presentan cambios en la coloración habitual con áreas de distinto color,
  • Están inflamadas, sangran o se ulceran o presentan dolor o picor asociado que no se había presentado hasta ese momento.
  • También hay que vigilar que no aparezcan manchitas más pequeñas alrededor del lunar principal.

Aunque la revisión por nuestro médico y la auto-revisión son importantes, algunas lesiones, que su médico de cabecera sabe reconocer, deben ser revisadas específicamente por un dermatólogo.

Relacionados

Comentarios (1)

Lulu
17 octubre 2019 22:22
Para la caída del cabello

Página: 1 / 1 (1 Elementos)