Programa Convive: convivencia intergeneracional

Programa Convive: convivencia intergeneracional

Poner en contacto a personas de diferentes generaciones y cubrir algunas de las necesidades que se presentan a jóvenes por un lado y a mayores por otro es uno de los objetivos principales de los programas de convivencia intergeneracional que desde el final de los años 90 se hacen en diferentes ciudades españolas.

Se trata de programas organizados por entidades públicas como son los ayuntamientos, mediante fundaciones privadas o tercer sector y las propias universidades. Pero la verdadera ventaja de esta iniciativa va mucho más allá... Se trata de hacer una sociedad en la que el intercambio intergeneracional sea algo normalizado y no nos encontremos con convivencias "estanco" en las que cada rango de edad tenga que ocupar unas esferas de la vida en sociedad (tanto en pueblos como en ciudades).

Si cada vez vemos más necesario romper con estas barreras en las propias ciudades, ¿cómo no va a ser positivo que se pase del plano social (espacios públicos) al íntimo (convivencial)?

Objetivos como el compartir, paliar la soledad no deseada, el aprendizaje continuo, satisfacer necesidades de vivienda, relacionales y psicosociales... son algunos de los elementos que esta convivencia hace posible.

Madrid, Barcelona, Bilbao, Santiago de Compostela y Sevilla son algunas de las ciudades que han apostado por dar continuidad a estas iniciativas cuyo éxito está confirmado desde hace años.

El programa actualmente trata de poner en contacto por un lado a jóvenes que estén buscando alojamiento y a mayores de 65 años que lo tengan y quieran compartirlo. Pero no solo eso, con el programa se pretende posibilitar la convivencia solidaria, para compartir no solo la vivienda, sino mucho más, conocimientos, experiencias o emociones, en el seno de una relación de ayuda mutua.

Y fundamentalmente lo que se está consiguiendo es crear un espacio de intercambio y romper la brecha generacional.  

Entre muchas de las ventajas, se pueden destacar las siguientes:

  • Con el programa de convivencia, se crea un espacio de encuentro intergeneracional donde compartir una diversidad de experiencias de vida. Ambos aprenden el uno del otro, se apoyan y se enriquecen.
  • Además de generar un vínculo entre generaciones, enriquecerse de la diversidad cultural, ya que este tipo de convivencias como es el programa CONVIVE reúne a personas de distintas procedencias y países también. Se construye una relación de confianza, de aprendizajes compartidos y apoyo mutuo.
  • Se dan respuesta a los problemas de soledad en los más mayores y de alojamiento en los más jóvenes, al tiempo que se construye una sociedad más pendiente de las necesidades y más integradora.
  • Canalizar la posibilidad que tienen los mayores de convertirse en personas activas, en un envejecimiento activo y enriquecedor y aportar asimismo sus conocimientos y toda la experiencia que tienen que aportar a otras generaciones. Contribuye el programa además a que se rompan prejuicios y estereotipos sobre las personas mayores, por un lado, y sobre los estudiantes universitarios, por otro.
  • A los jóvenes, se les ofrece un entorno estable donde pueden progresar en sus estudios en una convivencia alternativa y más enriquecedora de lo que puedan imaginar.

El programa se desarrolla en virtud de una serie de convenios de colaboración con las diferentes entidades y las universidades, pero de manera general nos encontramos con los siguientes requisitos comunes a las entidades consultadas:

Requisitos para las personas mayores

  • Personas de más de 65 años, preferiblemente que vivan solas.
  • Con un estado físico y psíquico que les permita desarrollar las actividades de la vida diaria de forma autónoma.
  • Disponer de una vivienda en condiciones mínimas de habitabilidad e higiene y dispuestas a compartirla y que cuente con una habitación habilitada para el estudiante. En caso de que la vivienda sea en alquiler, debe autorizar la convivencia el propietario de la misma.
  • Ser solidarias y contar con la sensibilidad y motivación para convivir con una persona joven y realizar alguna actividad con ellos además de la propia convivencia.
  • Estar dispuesta a adaptar los hábitos y el estilo de vida a la convivencia con una persona joven.
  • Entregar la llave del domicilio al estudiante y respetar los horarios de clase del estudiante, vacaciones y fines de semana, en los términos acordados.
  • Cumplir los acuerdos que se establezcan libremente entre los convivientes.

Requisitos para los estudiantes

  • Deben cursar estudios en la universidad, de grado o postgrado (hasta 30 o 35 años generalmente).
  • Que no tengan su residencia en la misma ciudad donde estudian.
  • Contar con la sensibilidad y motivación para convivir con una persona mayor.
  • Con disponibilidad de tiempo para la convivencia y realizar alguna actividad conjunta que se acuerde y satisfaga a las dos partes.
  • Se valorarán la motivación y los hábitos.
  • Con buena disposición y sensibilidad hacia las personas mayores y dispuestas a realizar alguna actividad acordada juntos.
  • Hacerse cargo de su comida, limpieza de sus dependencias y de mantener el orden.
  • Que puedan establecer una convivencia de un curso como mínimo.
  • Cumplir los acuerdos que se establezcan libremente entre los convivientes.

Información y enlaces de Interés:

https://www.fundacioroure.org/es/vivir-y-convivir/

https://ajuntament.barcelona.cat/personesgrans/es/canal/programa-viure-i-conviure

https://convivenciaintergeneracional.com/programas/bilbao-bizkaia/

- A través del teléfono de información municipal: 010 de sus localidades.

-En la oficina de atención al alumno de las respectivas universidades.

-En la web del programa www.convive.org.es y en el teléfono de la entidad 'Solidarios para el Desarrollo' 913 946 434.

Nota: el inicio de las nuevas convivencias suele estar condicionado por la evolución de la COVID-19.

María José Rivas
Trabajadora social
Docente de la Formación Profesional para el Empleo

Artículo recomendado

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Mi madre se ha roto la cadera y ya no puede vivir sola. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente es una situación que pasa más de lo que todos querríamos. La persona mayor está bien, es totalmente autónoma, pero de pronto una caída, un...

Relacionados

Comentarios